sábado, 28 de agosto de 2010

Secuencia de gaviotas

Estaban ahí, al alcance de la vista, junto al último noray del muelle en que amarra el Karyam.
Dos pollos de gaviota patiamarilla. Gritando, con miedo, temerosos y abandonados de las gaviotas adultas.

No se atrevían a volar ni a saltar al agua.
No las quería asustar.
Avancé sigilosamente, descalza...
Acababa de desembarcar de la goleta. No advirtieron mi presencia.
Hice la foto final.
Dos pequeños pájaros de mar, huidizos como las ilusiones.

36 comentarios:

Maria Rosa dijo...

Hola Rosa, preciosa y oportuna secuencia de estas gaviotas que empezaran pronto su vida de adultas y que, como cualquier inicio, desconocen el mundo adulto y susdificultades. Un saludo.

Cayetano dijo...

Aunque parecen tranquilas en la última foto, en la segunda se les ve pedir auxilio a sus mayores.
Bonito instante en que has logrado captar.
Un saludo.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonitos y que bien los sacas, que raro verlos tan solitarios.

Besos

Noelplebeyo dijo...

te miraron...serán coquetos...

Arantza G. dijo...

Jajaa,yo he tenido un percance con una de ellas en Lanzarote y a Dios pongo por testigo que no volveré a enfrentarme a ninguna de ellas. Y todo por un trocito de pan.
Qué agresividad....
Besos Rosa, tu sigilo marcó el territorio.

Adolfo Payés dijo...

Hermosas las fotografías..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que disfrutes del fin de semana..

Luis G. dijo...

Muy buena esas secuencias, Rosa, la soledad de dos gaviotas en los espacios marinos...

Saludos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

HOLA ROSA:

QUE SUERTE QUE AL ACERCARTE CON EL OBJETIVO NO ECHARON A VOLAR.

PRECIOSAS FOTOGRAFIAS.

ABRACICOS, Montserrat

Rosa Cáceres dijo...

María Rosa, he visitado tu blog, e intentado agregarme a tus seguidores (¡Cuántos tienes, madre mía!) y no lo he conseguido de momento, porque expira la página de internet. Otro día será, si sigo este blog, porque tengo un complejazo boggero que...

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, piden auxilio, pero es inútil. Sus mayores las atacan, las picotean con saña, las matan incluso. Es triste, pero es así.
Cuando son pequeñas tienen el tamaño de las adultas, pero su plumaje es oscuro.
Al amanecer y al anochecer están todas apiñadas en las playas o la ladera del monte del faro.
¡Estamos en capilla, Cayetano! Que hace un calor del Demonio, pero ya vamos...

Rosa Cáceres dijo...

Mª Ángeles y José, me imagino las fotos que habríais hecho vosotros...Yo no llego ni a aficionada, pero algo intento.

Un saludo para Yecla, la de los vinos, la de la cúpula blanca y azul de la Purísima.

Rosa Cáceres dijo...

Noelplebeyo, dime ¿quién no es un poco coqueto?

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, ¡qué aventura! Desde luego a mí siempre me han dado grima las gaviotas. Desde niña me espeluznaba su gañido. Otras aves marinas me gustan, pero estos bicharracos...
Yo las he visto pelear con los gatos del puerto pesquero, y les pueden, les pueden...¡es increíble!
Un besico, que te echaba mucho de menos, pero veía que no hacías entradas nuevas en tus dos blogs.

Rosa Cáceres dijo...

Adolfo, es un honor recibir tu visita, y más cuando yo no me atrevo a hacerte comentario alguno...¡si te sobran!
Te agardezco ese saludo fraterno con el que siempre me obsequias. Te aseguro que lo estimo en lo que vale.

Rosa Cáceres dijo...

Luis G. Cuando hice las fotos acababa de echar pie al muelle. Habíamos estado navegando en el Karyam, invitados por mi hija. Ella me rogó que no asustara a los pollos de gaviota. Se enternece con los animales, "las bestezuelas" como dice ella. Hasta los "tiburoncetes" le agradan...jajaja
Ella si que ha ganado premios de fotografía submarina y de aves acuáticas también. Además ahora tiene una cámara muy buena.
Mi cámara no es gran cosa.

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, es que me temo que aún no sabían volar. Con el miedo hubieran optado por echarse al agu, y tampoco les hubiera ido muy bien. Yo he visto a los pescadores sacar crías de gaviota del agua, con el copo, medio ahogadas.

Un abrazo, como es a distancia, a pesar del calor que hace no agobia ¿verdad?.

Amig@mi@ dijo...

Qué lindas Rosa.
¿Volverían sus padres a recogerlas?
Quiero creer que sí.
Besos

emejota dijo...

Hola Rosa, ahora desde Madrid, hace calor pero se puede aguantar. Vida cruel la de las gaviotas, la crueldad de la supervivencia. Las fotos preciosas, para variar, menuda nena la tuya, que sana envidia me das. Un abrazo.

cuadernos de madrugada dijo...

Hola Rosa, me encantó tu blog. Prometo leer las novelas y comentártelas.
Saludos desde Caracas.
Cinzia Procopio

Rosa dijo...

Mi querida amiga perdona mi ausencia, pero siempre has estado en mi corazon, vengo de nuevo a compartir contigo tus hermosos post, que siempre me llegan al corazon
Un besito Rosa

La sonrisa de Hiperión dijo...

Esos bichos deben dar unos picotazos como diablos de grandes...

Saludos y un abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@, sus padres "volaverum", como diría Goya. Claro que estos pájaros aprenden pronto. Los pescadores mazarroneros pueden parecer tipos duros, pero tienen un corazón compasivo. Yo los veo compadecerse de gaviotas, gatos y tó lo que se menea jajaja

Rosa Cáceres dijo...

emejota, en Madrid habrá hecho calor, pero aquí caía magma derretido jajaja, el caso es que hoy sopla un levante bastante fuerte y el Karyam no ha salido a navegar. Mi hija ha comodo con nosotros y le he podido hacer un par de preguntas sobre algunas especies de tiburón de la zona, porque tenía alguna duda para la novela (estoy con los escualos atacantes de buzos), el caso es que hace menos calor, por fin. Ya ves, a punto de volver. Claro, que me quejo de vicio, porque iré y vendré los fines de semana que apetezca.
Un abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

Cinzia, muchas gracias por visitarme desde tus cuadernos de madrugada.
Estoy encantada de conocerte.

Rosa Cáceres dijo...

Rosa, no tengo que perdonar una ausencia que no lo ha sido, puesto que he estado en tu corazón, como dices. La mejor prueba de amistad es poder permanecer en silencio sin que el otro se moleste. Así es.

Un besico.

Rosa Cáceres dijo...

Hiperión, maestro de poesía, cuánto honor para esta humilde casa. Y todo a cuenta de los picotazos de esas arpías, malas pécoras marinas, que defecan en la cabeza de los navegantes y entonan su melopea despertadora al amanecer...
En mi próxima entrada voy a ver si te imito. Aunque visto lo visto, en poesía yo...

Miguel dijo...

Bonitas instantáneas de esas aves voladoras que son esquivas y huidizas para el ser humano. Y además, te diré que es raro encontrarse en un puerto con ese tipo de polluelos. Repito, estupendas fotos.

Un beso.

Carmendy dijo...

Amiga Rosa:pero que rebonikas tus fotos marineras¡¡ ya veo lo polifacética que es su señoría,jajaja. Y además todo lo haces la mar de bien...una joyita de mujer, diría yo.
Gracias mil¡¡ por tu hermoso comentario en mi blog sobre mi soneto a García Lorca;creo no merecer tanto pero, te lo agradezco de corazón.

Besitos marineros con vuelos de preciosas gaviotas incluido.Carmendy

Rosario dijo...

Preciosas tus fotografías Rosa, suerte de tener una hija que te pasea por esos mares.
Muchas felicidades por el día de tu santo, seguro que organizaste un gran fiestorro...
Y he estado bastante desconectada pues en el Cabo de Gata, Internet es muy lento.
Ahora vuelvo pero serán dos días, volvemos al Cole.

Cuadernos dijo...

Rosa, gracias por tu visita, es un honor. Tendré en cuenta tu observación, algunas veces se me escapa alguna palabra criolla. También me encantó conocerte y ya estás en mi lista de blog. Te visitaré con frecuencia.
Un abrazo,
Cinzia

Rosa Cáceres dijo...

Miguel, estas aves en Mazarrón abundan tanto que ya son casi-o sin casi- una plaga. Los polluelos se ven en todas partes. Se han vuelto atrevidas, las adultas, y yo las veo volar desde mi cama incluso. Si me incorporo, las veo acechando en los tejados, en mi propia casa, en las farolas...son pájaros ubícuos...

Rosa Cáceres dijo...

Carmendy, las gracias te las doy yo a ti...¡qué aluvión de elogios! Me ha subido la autoestima una barbaridad de grados jajaja
Y me ha venido bien, la verdad.
Si yo elogio un soneto, o lo que sea, lo hago con sinceridad, en caso de que no vea mérito en un escrito, guardo silencio respetuoso, nada más.
¡Ah, por favor! que no crea nadie que mi ausencia de comentarios se debe a que estimo en poco muchas entradas de logs, es que ya he dico que no doy abasto...
¡Ay carmendy, preciosa, si supieras que añana llevo...!jajaja
Y tengo que sacar tiempo porque nos vamos a bañarnos en Isla Plana...¡tengo una ilusión!

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, y que lo digas, lo del Cabo de Gata. Es una de las zonas por las que navega el Karyam todas las semanas y no hay medio de comunicar con Rosa, porque a bordo no hay cobertura en esas aguas muchas veces.
Gracias por acordarte de mi santo. La verdad es que pasó sin pena ni gloria...un día más.
Además, aunque nadie quiere creerlo, yo soy la persona más sosa de este mundo jajaja, con sentido del humor, eso sí...pero tan poco amiga de fiestas que ya rozo lo patológico jajaja

Un abrazo, pequeña flor, que me has puesto el dedo en la llaguica: el día uno al tajo, que examino a mis calabacines.
¡Tó lo bueno se acaba! ¡Porca miseria!

Rosa Cáceres dijo...

Cinzia, yo también te vistaré.

andres lopez villar dijo...

Huidizos como las ilusiones
gaviota mensajera
y cuando huyen las ilusiones regresan las esperanzas
incluso al corazón que nada espera

Princesa.triste.115 dijo...

Bonitas fotos y mejor instantánea.

Saludos