miércoles, 6 de mayo de 2009

Equivalencias entre mirada, luz y espejo.

Somos como espejos. Tenemos la cualidad de potenciar lo que se refleja en nosotros.


Procura que en tu espejo se refleje una luz , aunque sea la minúscula llamita de una vela...
Pero todavía será mejor si se trata de la claridad de una lámpara encendida...


Y mucho mejor que eso, si lo que refleja tu espejo es el resplandor alegre del sol.

Y recuerda: tus ojos son los espejos de tu alma.
Por eso llena tus ojos de luces, por favor, y mira a los que te rodean con una mirada plena de cordialidad.
Porque la cordialidad es la más bella luz.
Ilumina y conforta, alegra y alimenta el ánimo.
Hazlo, y no te arrepentirás. Porque los demás también son espejos. Como tú.
Ten la seguridad de que luego iluminarán tu vida con la mirada que te devolverán, no todos, quizás, pero sí algunos. Es suficiente.
Mira a tu alrededor. No estás solo. Todos esperamos que nos miren con mirada de luz. Tú también.
¡PUES EMPIEZA A PONERLO EN PRÁCTICA!
Y recuerda las equivalencias: una mirada un espejo, una sonrisa una luz.

7 comentarios:

cabopá dijo...

Esto es un mensaje cargado de ternura y fuerza dirigido hacia alguien que se debe querer mucho...
-Mirar: no es lo mismo que ver,simpre.
-luz:a veces, la de la noche ilumina más que la del día.
-espejo: los adornos que nos presenta a veces son los que menos valor tienen.
En fin Rosa, espero que se me entienda. Y al ternura, y las caricias, y los roces. Haré una entrada sobre esto....BESICOS.

cabopá dijo...

Escribo tan rápido que se me olvidan los puntos, me como letras.No repentizo, me precipito ja,ja,ja,...más besicos.
La hora que marca tu blog...¿dé qué continente...?

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, eso de escribir a vuelapluma, o a vuelatecla, dadas las circunstancias,es algo en que nos parecemos tú y yo.
A ver esa entrada que prometes. Ya te la comentaré.
Eso que dices de la hora...no tengo ni idea.

Amig@mi@ dijo...

luz de la vela, que ilumina lo justo para ahuyentar las sombras... me que con esta luz. Me encanta.
Besos

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mi@, a mí también me encanta la luz de la vela, porque parece que está viva, tiembla como nuestros pensamientos, vacilante y conmovedora a la vez. Pero el sosl, alegrando una mañana de cielo azul es una maravilla esplendente.

angel almela dijo...

Sencillo, bonito,....Hay momentos y razones para no sentirse solo, aunque también los hay para sentirse com el Poeta Prometeico, "romero solo en la vida".
SOMOS EL TIEMPO
Somos el tiempo

Rosa Cáceres dijo...

Ángel, veraderamente somos el tiempo, pero también somos en el tiempo, o a pesar del tiempo...