miércoles, 27 de mayo de 2009

AGOBIO Y DESBORDAMIENTO, DESBORDAMIENTO Y AGOBIO

Con lo estupendamente que estaba yo desde hace unos días viviendo a ratitos (porque no había más tiempo) en Portugal del siglo XVII...gracias a la novela histórica de Katherine Vaz...
Que estaba paseándome por Beja, por Évora, y por los salones de París, alguna que otra vez, o encerrándome entre los muros recoletos de un claustro de monjas, con su mar de fondo, que vaya manejos que se traían las sorores...

Me estaba concediendo un tiempo de descanso, como oasis en mitad del ardiente desierto, o como calvero en selva enmarañada, como locus amoenus en mitad de muladar.

Y de pronto, la nube de piedra. Claro que ya me temía yo que tanta paz no podía ser duradera... ¡la dicha es breve en este mundo!

Total: que estoy que me ahogo, que me llevan los demonios, que el estrés es tanto que ya parece un "escuatro" o "escinco", vaya usted a saber.

"A saber se va a Salamanca"-, me responde muy insolente/ mi perverso subconsciente...
¡Ah, ah! sin haberlo yo pensado me ha salido un pareado.
Sigo rimando, no está todo perdido, pero sigo agobiadísima.

Y dirán ustedes ¿Y ese agobio?
Yo les cuento y desgloso los motivos:
1- Preparación de exámenes finales.

2.- Me han llegado las terceras pruebas de "El Emboscado", para revisar atentamente. Son las definitivas. Total 432 paginicas de nada, eso me lo leo yo, entre cada manojo de cincuenta exámenes, como un rayo...
¿Sí? - vuelve a inquirir mi cabecica pensante. Pero no pienso -jajaja, digo que es pensante y que no pienso...- hacerle caso. que si le hago caso me hundo.

3.- Señores ¡Siempre toca, siempre toca, si no un pito, una pelota! ha venido un policía a buscarme...
¿Delito, detención consecuente?
¡No! Mesa Electoral para las Europeas, y legislación para estudiar.
Y, digo yo, si ya me tocó en las pasadas elecciones ¿qué tiene mi nombre que me depara tales satisfacciones ciudadanas?
Yo le he dicho al policía que me proporcionaba una alegría inmensa el hecho de ser requerida de nuevo. Me da que aunque soy buena actriz no se lo ha tragado, el muy astuto y ladino.




Contemplando la portada y la contraportada de mi obra, tratando de reunir arrestos para comenzar las tareas, pregunto:



¿Alguien me da ánimos?
¿Alguien me da un café bien cargado?
¿Sí? ¡Se agradece!

14 comentarios:

Soledad Sánchez M. dijo...

Yo te mando un ábrazo enorme y un enorme capuchino. Y paciencia, mucha. Hazte un planning y milimetrate el tiempo... pero saca un poquito, por favor, para ponernos unas letritas en el blog.

Y si vienes a mi tierra, pues aquí te esperamos, guapa, con los brazos abiertos.

Un beso.

Soledad.

Soledad Sánchez M. dijo...

esa tilde, sobra: abrazo -primero fue ánimo el abrazo-.

Y otro beso.

Soledad.

Susy dijo...

Soy una artista haciendo café y escuchando...me encanta escuchar,sobre todo si para aprender.
Ánimo,aun con todos estos problemillas LA VIDA ES BELLA.

Rosa Cáceres dijo...

Soledad, la ultracorrección hace que el abrazo sea más apretado, un abrazo "chillao", como se dice por aquí.
Hoy llevo ya cosas hechas, vamos a por las preguntas de los exámenes y por la noche a leerme otra vez el Emboscado. He tratado de embarcar en la tarea a mi marido pero no ha picado jajaja...
Es que tengo ganas de escribir, de pintar, de dibujar...de todo, menos de corregir.

Rosa Cáceres dijo...

Susy, gracias por el café 8virtual) y por la escucha atenta...
Decía un personaje de "La ciudad de los Libros Soñadores" que los novelistas han de tener gran aliento épico y un corazón fuerte para resistir las grandes dosis de café que pide escribir novela...

Tesa dijo...

Siguiendo la huella que dejaste en mis moreras llego hasta aquí, y después de echar un vistazo a tu rincón, te digo, Rosa, "con el corazón en la mano" que eres una jabata.

¡Haces de todo!, eres como una mujer del renacimiento.

Tranquila, que ya falta menos para que acaben las clases. Al menos por ahí un poco de descanso.

Espero que nos vayamos conociendo.

Besos, Rosa

Rosa Cáceres dijo...

Tesa, pero qué elogio tan ditirámbico, hiperbólico y lo que se diga es poco: una mujer del Renacimiento, nada menos. Claro, que pensándolo bien, las mujeres de esa época, las pobreticas, con escasas excepciones, no hacían "ná de ná", como no fuera intrigar en la corte. Yo de intrigante tengo poco, nada, a decir verdad, pero por lo visto tengo un cerebro inquieto y un espíritu apasionado...De todas formas, tampoco es para tanto.

Arantza G. dijo...

Pues creo que más de un café vas a necesitar...
Yo te invito a tomar uno pero me parece que sería meter más strees a la saca si tienes que venir hasta Vitoria a tomártelo.
Por si sacas una escapada, sabes que aquí habrá uno siempre esperando y no te preocupes que lo mantendré calentito para tí.
Te recomiendo un masaje de relajación cuando todo esto termine porque tienes para repartir.
Un beso.

Perlita dijo...

¿Agobio? ¿Miedo? Nada, nada...Mira tu portada y cuando te digas "Yo he sido capaz de hacer eso", llegará el optimismo que nace de una labor bien hecha. Quien escribe, vive muchas veces en cada uno de los protagonistas que crea. Así lo pienso, así que ...¡a disfrutar! Eso sí: las correcciones son tediosas y siempre se escapa algo...
Besos.

cabopá dijo...

Rosa: ánimo y al toro, tú puedes... Lo de la Mesa Electoral es un verdadero castigo por no decir otra cosa que empieza por c...Un día libre después es poco, ante soberana paliza.. Seguro además que serás presidenta.Yo tambien he pasado por ahí.Tenía una conocida que en el censo ponía que era analfabeta para que no le tocara nunca...ja,ja,te he mandado un mail. Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, que no me ha llegado tu email, qué rabia ¿qué decías en él? Vuelve a mandarlo. ültimamente pasan cosas raras con tus correos. Ya sabes que me desaparecieron algunos, y yo no los borré...
Debería ponerme a corregir mi novela, pero no tengo fuerzas para permanecer en vela (¡olé, en verso!) porque me estoy cayendo de sueño...Buenas noches. Mañana será otro día.

STB dijo...

El libro tiene una pinta estupenda.
:D Ánimo. Busca esa calma que te acompaña siempre que escribes y ve paso a paso. Todo acaba... y llega el verano. Besos y un café cargado para la seño.

Rosa Cáceres dijo...

STEB, para ser el gordo tabernero eres muy cortés. Muchas gracias por tus ánimos, encantada de conocerte por las fotos...un besico a tu pequeño, que ya lo llevais a eventos culturales jajaja, así será él de mayorcico, pero te advierto: a lo peor no quiere ayudarte en "la taberna".

tejedora dijo...

Claro que te doy ánimos mi arma. Puedes con TODO.

Besitos.