lunes, 25 de mayo de 2009

LUZ MEDITERRÁNEA.

De verde y de azul profundo
es el mar .
La luz celeste
como una espada blanca
hiende la tersa superficie marina
y se adentra en su corazón acuático
de sal.

La arena del fondo se deja ondular
como una dama coqueta en un salón de belleza.
Pero, arriba, la nave
fondeada
dibuja su sombra
sobre la onda perfecta de arena.



Juegan las sirenas con los amistosos delfines.



De estirpe marina, hermosos como criaturas míticas,
se dejan acariciar por quien saben también
amante del mar...

Hoy me apetecía presumir de hija, que es quien aparece en todas las fotos, porque estoy orgullosa de ella, comprendedme.
Ella es uno de los personajes de mi novela BUCEADORES

12 comentarios:

cabopá dijo...

Preciosas fotos y buenisima descripción del mar profundo. ¡Claro que haces bien estando orgullosa de tu hija!Faltaría más. Es lo mejor que tenemos las madres: nuestros hijos...Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, veo que me comprendes. Besicos a ti también, bonica.

angel almela dijo...

El mar, el azul del mar, la inmensidad del mar, la soledad del mar, la energía del mar, la evocación del mar, el asombro del mar,....y una figura humana...¡Lo más!
SOMOS EL TIEMPO

anna dijo...

Que bonito post, y claro que debes fardar de tu hija solo faltaria !!!!

Bonitas fotos y bonitas tus palabras enrrolladas con dulcura.

Un abrazo

Soledad Sánchez M. dijo...

Enhorabuena, Rosa. Una bella descripción y unas hermosas fotografías... dan ganas de flotar con ellos.

Un beso.

Soledad.

Rosa Cáceres dijo...

anna, es que estaba muy contenta porque mi hija estaba en tierra y había venido a vernos, con una película preciosa de su última travesía.

Rosa Cáceres dijo...

ángel,creo sinceramente que somos el tiempo, pero, además, hay algunos que somos el mar, o somos del mar, o de la mar. Sé que alos ciezanos os tira más la tierra, porque conozco muy bien Cieza, sus olivicas y sus melocotones...es otro mar inmenso, de frutos sabrosísimos. No sé si te he dicho alguuna vez que quiero mucho a esa ciudad.

Rosa Cáceres dijo...

Soledad, el mar Mediterráneo es para los que hemos crecido a su orilla, sustento vital. Pero tú tienes el mar de Salamanca, que es un mar de cultura, de libros..."Salamanca, Salamanca, académica palanca". que decía Unamuno. Yo creo que hay muchos mares, y en todos es maravillosos navegar.

Arantza G. dijo...

Es lo mejor que puede hacer una madre; sentir orgullo de sus hijos.
Un beso con mucho cariño

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, yo desde luego he tenido suerte con los míos. Así lo creo y me siento agradecida por ello. Me superan en mucho, en inteligencia, en voluntad y en valor ¿qué más puedo decir?

Amig@mi@ dijo...

¡¡Qué fotos tan lindas!!
¿Dónde está buceando?
Qué maravilla, jugar con los delfines...
Besos

Rosa Cáceres dijo...

Amig@, está en Mazarrón, en cuyas aguas hay establecidas numerosas colonias de delfines, ballenas piloto, roncuales y demás, porque tiene una plataforma muy profunda. Lo que me gusta menos es que también hay algún que otro tiburón, sobre todo marrajos.