miércoles, 20 de mayo de 2009

OLAS EN MINIATURA



Un pequeño cuadro, témpera sobre cartulina, con una marina sencilla, no supera el tamaño de una postal.
Es un motivo que repito mucho, la arena de la playa y el mar, simplemente el mar. Y un cielo azul, sin ninguna nube, como a mí me gusta más. Las borreguillas de espuma ponen la nota de contraste en el azul marino. Mientras pinto, creo percibir la brisa en el rostro. Y casi oigo el chillido inquieto de las gaviotas reidoras y de los cormoranes.
Quisiera que mi amistad fuese como la arena de la playa, acogedora y cálida, y como las olas tranquilas, confortadoras.

**********************************************
**********************************************
**********************************************


Cuando las olas son leves
como ondulaciones mansas
que se dejan rizar por la brisa
en graciosas espumas
blanquísimas de sal,
cuando son así, digo,
y no asustan,
y no amenazan,
y no azotan,
pienso que las olas son
como las palabras amables,
como las palabras de amistad,
que llevan, en vez de espumas,
el corazón ofrecido
como bellísimo ornato.


9 comentarios:

cabopá dijo...

¿Cómo está el mar? El mar está rizado. Esta es una expresión muy nuestra. La miniatura de las olas debe ser muy bonica...es una pena que no se pueda apreciar mejor..Rosa tengo pedido Sixto en G. Palencia desde hace un mes Besicos.

tejedora dijo...

Preciosa la pintura y la comparación que realizas entre las olas y la amistad.
Como siempre: FELICIDADES.

Muchos besos.

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, siento mucho que no puedas encontrar las novelas, son de la Editora Regional.
La marina es muy pequeñica, en realidad no es más un par de borrones de témpera. Me encanta pintar esa vista del mar y el cielo, de día o en noche de luna.

Tejedora, qué amable eres. Casi no tengo tiempo de nada, hoy he tenido reunión pedagógica por la tarde, con el cambió de ley para el bachillerato...y exámenes para corregir, ni te cuento...
Muchas gracias por visitarme. Sé que tampoco tú vas sobrada de tiempo. Por eso se agradece más tu atención.

sedemiuqse dijo...

Precioso todo muestras tu alma.
Besitos y amor
je

PD
Muy atareada he estado.

Rosa Cáceres dijo...

Sedemiuqse, no me hables de tareas, que no sé ni como entro a mi propio blog. casi me pesa en la conciencia, porque tengo abandonada la novela que estoy escribiendo, que se me ha olvidado ya por donde iba, jajaja, y es una novela histórica, así es que...
Muchos besicos.

Amig@mi@ dijo...

Pequeña gran pintura, gran pequeño poema.
Besos

Clares dijo...

Si algo echo de menos cada día, eso es el mar. He vivido en tres ocasiones en ciudades costeras y era para mí una delicia verlo cada mañana y cada tarde, y hasta por la noche.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@, gracias. La verdad es que ni siquiera pretendería yo darle el apelativo de poema a ese "repente" escrito a vuelapluma, pero precisamente por eso, gracias otra vez.

Rosa Cáceres dijo...

Clares, yo he vivido en varios sitios con mar: Barcelona, Vergel, temporadas de verano en el Puerto de Mazarrón, tengo sangre cartagenera (por padre y madre) así es que debo tener alguna got de mar en la sangre, porque verlo, oírlo y respirarlo me da vida y me quita penas, vaya que es mi "quitapesares", como dirían en Murcia. Coincidimos en eso.