lunes, 18 de mayo de 2009

MIS PINTURAS EN ESTILO NAIF

Hoy quisiera presentaros mis pequeños cuadros de estilo infantil. Están realizados en óleo sobre lienzo.
Este representa un delfinario, en el momento de una actuación, con sus delfines y su foca, con el adiestrador. Y, naturalmente, el público disfrutando de la actuación.

Un tranquilo parque, una madre con su niña en una silleta, dando migas de pan a las palomas. Un perrito mira, sentado. Unos niños elevan sus cometas .

Las cometas tienen un encanto especial, sobre todo si se han hecho de forma artesanal, por uno mismo. Una cometa, si ha sido hecha por tus manos, cuando se eleva, eleva también tu espíritu, con el gozo de ver surcar las alturas tu obra artesanal.

El hilo tira y tira fuertemente, y tú lo deslías del carrete para permitir que la hermosa cometa vuele más alto, más alto, como un halcón de papel y caña.

Creo que los niños de hoy en día- que todo lo compran sin haber ganado lo que gastan, o que todo lo reciben sin apreciar su valor- se pierden la alegría de fabricar sus propios juguetes. Es una satisfacción nada despreciable, si se prueba se comprende.

Es el clásico tiovivo, los caballitos, que siguen haciendo las delicias de niños que montan en ellos y de sus padres, que los ven disfrutar.

Y los globos de colores alegres como ilusiones, como mariposas llenas de aire, como sueños volátiles, como hadas de cuento, como algodón de fresa...

Un tobogán para deslizarse por él, unos animales de cartón piedra en los que montar, y unas niñas que juegan al corro, en un paseo con parque infantil.

TODO UN MUNDO DE ILUSIÓN, QUE NO ES EXCLUSIVO DE LOS NIÑOS, PORQUE TAMBIÉN LO GOZAN LOS QUE LOS VEN DISFRUTAR y APRENDER JUGANDO, PERO MÁS QUE NADIE,LO GOZAN AQUELLOS QUE NO HAN OLVIDADO QUE ELLOSTAMBIÉN, HACE MÁS O MENOS TIEMPO, FUERON NIÑOS.

Y puedo asegurar que la cuestión del tiempo transcurrido no tiene la menor importancia. Porque, si te miras en los ojos de un pequeño, tú también te verás reflejado en ellos muy pequeño .

SI NO SE CONSERVA EN EL CORAZÓN ALGO DE NIÑO, JAMÁS SE TENDRÁ VERDADERA ILUSIÓN POR LAS COSAS SENCILLAS DE LA VIDA.

Es bueno ser un poco niño.

¡DEJA DE UNA VEZ DE SER TAN SERIO Y TAN RESABIADO!

¡Merece la pena! O mejor dicho, merece la alegría.

20 comentarios:

Arantza G. dijo...

Cierto, merece la pena.
Es importante seguir manteniendo ese espíritu un tanto infantil a veces.
Cuando nos quitamos la corbata o el traje sastre y nos vestimos para jugar...también cambia nuestra faz.
Bonitos y tiernos dibujos.Te felicito eres multiusos, ja,ja.
Un beso lleno de cariño.

cabopá dijo...

Son monisimos tan coloristas tan llenos de vida y tan cotidianas las imágenes de un día de feria feliz...LLevo esperando casi un mes ya, que me localicen"Sixto" ÇBesicos

tejedora dijo...

Te felicito por tus pinturas; son preciosas y alegres a la vez.
Llevas mucha razón en lo de que lo niños tienen que fabricar su propio juguete. Es una lástima que esto vaya decayendo.
Cierto es que muchas veces me he visto reflejada en niños.

Besos.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, eso de multiusos me hace sentir como el aceite tres en uno, jajaja. Supongo que al fin y al cabo no es mala cosa.Gracias, por tanto, y también un beso para ti.

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, los he rescatado de un armario, estaban olvidados. Tengo tantos cuadros que muchos, ya te digo, en cajones, como trastos viejos.
Sixto lo tendrán en Diego Marín,porque es de la Editora Regional y ahí lo tenían, pero en La Casa del Libro están Buceadores y La delicada piel del alma. Teclea ´cualquiera de eso t´tulos y te sale, seguramente de oferta con otros libros.

Rosa Cáceres dijo...

Tejedora, me alegra que opines lo mismo que yo. Tengo experimentado que si uno hace con sus manos un objeto, lo aprecia mucho más. De ahí el encanto de lo artesanal. No hay dos piezas iguales.
Cuanto más trabajo cuesta hacerlo, más apreciado es el juguete.
LO fabricado en serie se compra y se tira sin sentimiento alguno.
¿Cómo van los estudios? ¡Ánimo!

Amig@mi@ dijo...

Preciosos Rosa.
Me apunto a ser niña de nuevo.
Me encantaron...
Besos

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Más que apuntarme a ser niño, yo no quiero dejar de serlo.

Dilaida dijo...

Son preciosos tus cuadros, me encantan, ya veo que sabes hacer de todo.
Bicos

Clares dijo...

Me gusta mucho el del tiovivo, pero bajo ningún concepto querría volver a ser niña, si no fuera por dos o tres cosas. Ahora, eso si, el espíritu de juego y el entusiasmo, en la medida que se pueda, sí que me gusta conservarlo.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@ Montse, muchas gracias. Los pinté para mis hijos, años ha.

Rosa Cáceres dijo...

Francisco Javier, creo que has entendido muy bien lo que yo quería transmitir, conservar la niñez en cuanto a conservar la capacidad de maravillarse de las cosas.

Rosa Cáceres dijo...

Dilaida, preciosa, qué más quisiera yo que saber hacer de todo...pero, en fin, se hace lo que se puede.
Besicos a ti también.

Rosa Cáceres dijo...

¡Ay, Fuensanta, cuanto me temo que todos llevamos un niño pequeño en el alma. Un niño que se asusta y se lamenta, un niño al que se hiere con facilidad, pero también un niño que conserva la ternura que engrandece las almas impidiendo que se endurezcan.
Nunca dejamos de ser algo niños.

angel almela dijo...

Dejar de ser un niño no es tarea a la que uno se enfrenta con ilusión, es una realidad en lo físico. Dejar de ser un niño en lo emocional, es una exigencia de la misma Vida. Pero dejar de ser un niño en la emoción y la incertidumbre, en la curiosidad y la ilusión, es un pecado (o debería).
SOMOS EL TIEMPO

Rosa Cáceres dijo...

Qué gran verdad es esa que dices, Ángel.
Somos el tiempo, pero algunas etapas de ese tiempo que somos anidan en nuestra alma para siempre. Y eso es bueno, porque permiten que nos emocionemos con más sinceridad y asombro y nos deparan la expectativa de las cosas aún por descubrir. ´Qué malo es estar de vuelta de todo, absolutamente de todo. Mejor es tener todavía sitios hermosos a donde dirigir la mirada.

Soledad Sánchez M. dijo...

Me conmueven estas pinturas.

La palabra y el color, hablan del corazón de las personas. Pinturas como éstas denotan un espíritu sencillo y afable... y toda la magia de la infancia.

Y quien la guarda, tiene asegurada una vida feliz.

Un beso.

Soledad.

Rosa Cáceres dijo...

Soledad, qué bonito es lo que me dices. Muchas gracias.

Claudia dijo...

Hola Rosa: son muy bonitos tus cuadros de pintura naig. Tienen muchos colores y alegría.
Te felicito.

http://claudia-pintarunaaventura.blogspot.com/

ALEJANDRO PINZON dijo...

hola maestra me gusta su trabajo me parece exelente, los colores y los temas sobre todo. son momentos cotidianos plasmados por las sensibles manos de una exelente artista te felicito y te envio un abrazo de afecto desde mi colombia