lunes, 21 de junio de 2010

Fonología, mar y cine

La fonología estudia las diferencias de sonido asociadas a diferencias de significación.
Así que no es lo mismo tener SED DE MAL, Como en la famosa película, que SED DE MAR, que es lo que yo tengo ahora mismo.

Se puede tener también SED DE MÁS, y eso significa que no se ha tenido bastante de lo que sea, o bien que se es muy ambicioso.

Y se puede tener SED DE MÁS MAR, si se quiere disfrutar de amplios horizontes perfumados de sal y yodo.


Se puede decir SED DE MAR, pero también se puede SER DE MAR, sencillamente.
Por último se puede conjugar el presente de Indicativo del verbo SER combinándolo con la palabra MAR:
Yo soy de mar
tú eres de mar
él o ella es de mar (Ejemplo, Cabopá es de mar)
Nosotros /as somos de mar (Mediterráneo)
Vosotros/as sois de mar (¿Cuál es el tuyo?)
Ellos/as son de mar ...
"son de mar" hermosa expresión marinera, y también título de una película de Bigas Luna, sobre la novela homónima de Manuel Vicent.
Os la recomiendo. Me gustó mucho, además a mí me gustó que estuviera ambientada en Denia, paisaje que conozco muy bien por haber residido allí. Y que el protagonista fuera profesor de Literatura, con gusto por Homero.

16 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa:

Tu eres la mar de simpática.

Tus fotos son la mar de bellas.

Y yo con tus libros me lo paso la mar de bien.

Un besico, Montserrat

María Bote dijo...

Me sumo a lo que bien dice Monserrat. Tú y tu blog, la mar de gratificantes y positivos.
¿yo de qué mar? jajaja, del Atlántico consorte, mi marido es de Cádiz y yo, de tierra adentro.
Para agosto, si Dios quiere, estaremos la mar de cerca del mar,
aspirando sus aromas y escuchando su voz...
Besos. María

Cayetano dijo...

Yo soy la mar de amante del mar.
Amar el mar es mar
-avilloso.
Feliz fin de curso.
Saludos.

Mercedes González dijo...

¿Se puede ser de más mar que tú?
Me ha encantado esta entrada, me he dejado llevar en tus juegos.

Besitos

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, tú eres tan de mar como yo, nada menos que de Barcelona, con Santa María del Mar cerquita de la Barceloneta, y residente ahora en Valencia, con la Malvarrosa ¡qué maravilla!
Tu juego de palabras dedicado a mí es la mar de amable; eres encantadora, un besico.

Rosa Cáceres dijo...

María, ¿de Cádiz es tu marido? pues yo me enamoré de Cádiz en cuanto conocí esa ciudad...Supongo que la visitaréis a menudo. Yo quedé absolutamente encantada, subyugada por la hermosura de la ciudad, el ambiente de su casco histórico, la amabilidad de la gente...
No conozco Almendralejo, salvo de nombre, pues es ciudad famosa para los literatos, pero sí conozco Badajoz,y Cáceres. Recuerdo que de niña los profesores si tenían que reprender que hablara en clase (alguna vez lo hacía, como todas las niñas) decía: ¡Cáceres y Badajoz", de manera que todas las compañeras que se sentaban a mi lado "se llamaban" siempre...Badajoz.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, acabo de volver de las evaluaciones de 1º de bachillerato. He sido clemente, compasiva, madraza en grado superlativo...
Lo de los Empleados Públicos, muy bueno. Me ha encantado. Ya sé yo de qué forma tan ruín se echa cieno sobre la fama de los funcionarios. Así nos va.
Ya queda poco para que la gente nos tenga aún más envidia jajaja
Voy a ponerme a escribir y a disfrutar como una loca, pero loca del tóooooooooo Espero que usted haga otro tanto y no se oculte en la dichosa tinaja, que hay que salir a tomar un poco el aire...

Rosa Cáceres dijo...

Mercedes, me parece que una malagueña salerosa no es menos de mar que una murciana.
Me encantan los juegos de fonología. Son de lo más divertido de la lingüística. Sin embargo, lo que verdaderam,ente me apasiona es la Literatura.

AROBOS dijo...

Preciosa entrada. Sed de muchas entradas como esta. Yo tengo sed de Atlántico y de turismo interior.

emejota dijo...

Vaya, ahora que pronto vuelvo a mi hogar Dianense para jugar a las abuelas, podías estar residiendo aún por ahí. ¡Alguna vez quedaremos! Un abrazo.

cabopá dijo...

Ay,Rosa
No tengo tiempo de ná..pero, ya sabes a ti siempre te visito.Hoy has hecho una entrada de "cine"...Me encanta este juego de la fonología..
Muchas gracias por aludirme en y con el mar...
Besicos.
¡Anda que ando con un premolar fastidiado! y de viditas al dentista,jo como molesta,vermos a ver cómo termina la historia....
Más besicos

Rosa Cáceres dijo...

AROBOS, tenemos sed de acercarnos a lo natural, a lo que nos humaniza porque nos hace encontrar nuestro centro vital. Yo creo que pisar tierra de monte o arena de playa, no es lo mismo que pisar asfalto y adoquinado.
Hay que peregrinar hacia el yo interior, buscando la naturaleza y sobre todo el silencio de tanto reclamo publicitario, de tanta incitación al consumo, a la maledicencia, a la controversia... En la Naturaleza encontramos el fundamento en que edificar la felicidad interior.

Rosa Cáceres dijo...

emejota, fueron dos años residiendo cerca de allí, con la vista del mar y el Montgó desde la terraza del ático... pero hace bastante tiempo, casi de recien casada. Puedo decir que mi hija "es" de esa zona, aunque naciera en Murcia, porque yo me iba a dar a luz allí. De esa foema mi hijo mayor es de Barcelona, la niña de esa zona de Alicante, y el menor es de Lorca, aunque ni se acuerde de esa ciudad porque nos fuimos de allí siendo él un bebé.

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, pobretica, a ver si lo del dentista acaba pronto...
Yo tampoco voy sobrada de tiempo, jajaja, como una motoreta es como voy. Pero, en fin, de vez en cuando me pongo a la adicción o vicio del blog, que es casi lo mismo que decir que me pongo a comunicarme con los amigos, aunque sea sin palabras, porque yo visito sin comentar muchas veces, al igual que sé que soy visitada en silencio...como tengo contador de visitas, la cosa está clara.

Antonio Verdú Asís dijo...

Rosa, yo también soy de los que tienen sed de mar, de más pintar y de otras sedes, (¿se dice así?). Esta entrada te ha quedado la mar de salá (valga la sal sobre sal).

Enhorabuena por el nuevo diploma, creo que te esperan muchíiiiiisimos.

En la entrada "mis historias sobre la historia" repites varios fotos sobre un castillo, donde se desarrollaría parte de "El Emboscado", te pregunto ¿son del castillo de Velez-Blanco?

Un fuerte abrazo. Antonio Verdú.

Rosa Cáceres dijo...

Antonio,no recuerdo el castillo que es, puede que sea el de Velez Blanco, efectivamente, casi estoy segura, pero con la pasión que tiene Javier por los castillos, hemos visto tantos que ya los confundo. En este me encantó el adarve, porque se adaptaba muy bien a la novela.
Ahora el que me interesa es el de Mazarrón, claro. Ya lo conozco bastante bien, pero ni idea de en qué carpeta tengo las fotos jajaja
Hoy hemos estado en Molina, acabamos de regresar, una excursión relámpago.
Me voy a poner a hacer la Memoria Final del Departamento, mi pesadilla estadística, vamos que esta noche ha sido de insomnio jajaja Yo en cuanto veo un número...pesadilla al canto.