viernes, 18 de junio de 2010

Nuevo Diploma

Hoy los alumnos de uno de mis cinco grupos de este curso, los de 4ºB de ESO, me han dado una gran sorpresa: me han traído este Diploma o Premio.

Naturalmente me siento muy orgullosa ¡No es para menos!

Les he dicho que lo pondría en mi blog, y aquí está.

No sé si se puede leer el texto, pero merece la pena, es lo que más me ha llegado al corazón, ya que venía desde el corazón de ellos. Por si acaso, y para presumir un rato ¡qué caramba! lo transcribo a continuación.


"¡Premio a la talentosa!"

Rosa Cáceres


Queríamos agradecerte por todo lo que has hecho por nosotros durante este curso...¿Hay acaso alguna forma mejor que mediante palabras? ¡Creemos que no!
Eres una profesora ÚNICA...Nos has hecho disfrutar de la literatura como nunca jamás nos lo habríamos imaginado...
¡GRACIAS DE TODO CORAZÓN!


¿Qué? ¿puedo presumir o no?

28 comentarios:

verdial dijo...

Felicitaciones. Que orgullosa y satisfechate debes sentir... te lo mereces.

Besos.

emejota dijo...

Te lo mereces. Esta es la parte maravillosa de la enseñanza, ese aspecto tan bello de nuestra profesión, y se resume en cuatro letras. Mucho AMOR. Un abrazo y enhorabuena.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

ANDA ROSA, YO TAMBIEN TE FELICITO.
SI SE PUEDE AGRANDAR EL DIPLOMA Y LEER EL TEXTO.

TE LO MERECES.

UN BESICO, Montserrat

María Bote dijo...

¡Ooohhhh! sí, amiga, puedes ponerte como un pavo real, no es para menos.
Se ve que ese premio sale del corazón de tus alumnos. No hay cosa más bella que fomentar el gusto por la literatura.
También yo te felicito de corazón, Rosa.
Besos. María

cabopá dijo...

Ay,Rosica....
Qué no me olvido de ti, pero estos días no he comentado...
He visto tus historias de la historia, eres única, como dicen tus alumnos..Talentosa,qué bonico..
Inculcar el amor por la Literatura se debe agradecer toda la vida...
Besicos.

Mercedes González dijo...

Esta es una de las cosas gratificantes que tiene la enseñanza. ¡Claro que puedes y debes presumir!

Besos

Cathy Brown dijo...

Ahhhhhhhh que belleza!!!!Felicidades Hada!!!Me encantaria presenciar una de tus clases.........para que los chicos te escriban algo tan lindo,debe haber mucha magia en el salon con tu sola presencia,segurito.Te quiero mucho,que pases un lindo fin de semana....presuma se lo ha ganado!!!!!!.Besotes.

Thornton dijo...

Bueno, bueno, ¿qué más te da que te bajen el sueldo, que te jubilen a los setenta, que te hagan trabajar treinta horas a la semana...?
Es el mayor premio que un profesor puede recibir. Mayor, incluso, que el reconocimiento de sus compañeros.
Si no notas los zapatos, ya sabes el motivo: estás levitando.
Un abrazo, con mucha envidia y algo de nostalgia.

Arantza G. dijo...

Felicidades Rosa.
ESe reconocimiento vale un potosí.
Besos

Alvaro Peña dijo...

Qué maravilla!!! si es que se nota que te quieren de verdad!!! Seguro que cuando tus alumnos se hagan mayores recordarán a pocas profesoras, pero tu si serás una de ellas

Cayetano dijo...

Mis mejores felicitaciones para ti. De vez en cuando ocurren cosas como ésta que te hacen seguir tu andadura con nuevos bríos. Es lo mejor de nuestro trabajo: el reconocimiento por nuestra labor. Yo siempre digo que para que los alumnos te respeten, primero te tienes que creer tu trabajo, poner energía, dedicación, preparación y cariño en la empresa.
Ya ves que no sólo hay momentos desagradables, como alguno que has sufrido este curso. También los hay buenos.
Se te habrá caído el moco como a mí se me cayó hace un par de días cuando una alumna de adultos, de unos veintitantos abriles, me dijo "eres un buen profesor y una excelente persona". Estas son las cosas que nos hacen felices en nuestra profesión. Sobre las malas, ya sabes aquello que dice: "en todas partes cuecen habas."
Un saludo.

Rosa Cáceres dijo...

Verdial, un día de estos pondré los diplomas que me han concedido estos últimos cursos. Claro que estoy satisfecha, siempre agrada que el esfuerzo sea comprendido.

Besos.

Rosa Cáceres dijo...

emejota, es cierto. Este año he tropezado con un alumno- siempre hay alguno- que me ha puesto realmente con tentaciones de cargármelo. Él mismo comprendía y asumía que lo había suspendido por su actitud. Pero al fin lo he dejado pasar, aunque cundo me dio las gracias, muy sorprendido, le he dije que esa era precisamente la lección más valiosa que jamás podría yo darle: la magnanimidad de renunciar a la fácil revancha.

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, ¿sabes qué? pues que acababa de tener clase con ellos y les había reñido adustamente. Luego tuve guardía, y después fue cuando aparecieron en la sala de profesores para buscarme.

Rosa Cáceres dijo...

María, la vez que más sufrí fue cuando fui tutora de un grupo de ciencias de 2º de bachillerato, hace ya unos años. Naturalmente, lo pasé fatal al darle las notas, las mías y las de los demás profesores, y la noticia de quiénes no podrían ir a selectividad. En el acto de graduación los 36 alumnos que eran, me habían comprado un enorme ramo de 36 rosas rojas, una por alumno, incluso los suspensos ¡qué lastimica me dio!

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, mis alumnos me suelen recordar porque soy algo excéntrica en mis clases. Por ejemplo, este año, en la graduación de los bachilleres (acto al que no asistí, lo confieso) los de 2º de bachillerato me recordaron por la forma de iniciar mis clases, a base de exabruptos hacia ellos, como "¡Silencio, malditos perros satánicos!", cosa que les encanta a todos. O eso de confinar a algun hablador al final de aula, en un sillón de pala, al grito de :¡Al ostracismo!
En fin, estos de ahora están así porque conmigo han hecho una obra de teatro: "En la ardiente oscuridad", de Buero Vallejo, como los tres grupos de 4º, los bachilleres han hecho "La venganza de don Mendo", y claro, disfrutan, y apenden sin darse cuienta, a hablar en público y a vencer miedos, entre otras cosas.

Rosa Cáceres dijo...

Mercedes, es verdad. la enseñanza tiene cosas muy gratificantes, y cosas muy amargas. La mayoría de las veces se siembra para no recoger, porque sólamente al madurar, pasados unos años, los alumnos comprenden lo que se ha puesto en juego por ellos. Es fruto tardío, cosecha a largo plazo.

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, mis clases de Literatura son divertidas, por lo que parece. me gusta tanto todo ese mundo, que lo vivo, lo dramatizo, lo represento y, si hace falta, canto y todo. Otra cosa es la vertiente de la Lengua, en especial la sintaxis. Aunque procuro facilitar lo que puedo la tarea. Sin embargo, al alumno que no quiere aprender es imposible enseñarle nada.

Rosa Cáceres dijo...

Thornton, me da todo lo mismo, he llegado a la ataraxia, al estoícismo más senequista...
Y en efecto, también he levitado (Hay que ver, cómo lo has adivinado, en plan adivino Tiresias o sibila de Delfos)y mis zapatos han dejado de tocar el suelo. Claro, en consecuencia se me han caído...y ahora voy descalza ¡Más dura será la caída! que dice el refrán.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, espero algún reconocimiento más de otros grupos, que soy de las que se deja la piel en las clases jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Álvaro, suelo ser muy querida por el alumnado, que me toma a bien las cosas que les digo porque saben que no pongo mala sombra en ninguna, pero las excepciones, haberlas, haylas, como las meigas, y una sola excepción en un grupo puede amargar, como una gota de hiel puede amargar un dulce entero.
Vamos, que todo no es miel, pero, bueno, no tengo queja.

tejedora dijo...

Qué bien, Rosa. Imagino que debes estar orgullosa. Y además, premio a la talentosa. Como un profesor no tenga talento hoy en día…
Muchos besitos, mi Rosa murciana.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, soy dura para las lágrimas, no lloro jamás, por lo tanto, el moquillo que se me cae es del catarro nada más jajaja
Yo he dado clase a adultos en el nocturno de Caravaca y en Lorca, por cierto, que ahí tenía gente del hospital, y una vez que me puse para morirme, eran ellos los que me llevaban en camilla y todo eso jajaja, como para vengarse de las malas notas ¡me tenían en sus manos! Los adultos son otra cosa, con los adolescentes lo duro es el 1º trimestre, un pulso diario, a ver hasta dónde pueden llegar con cada profesor. Hasta que te conocen y los conoces.

Rosa Cáceres dijo...

tejedora, qué enorme alegría verte por aquí. Cree que no te miento, todos los día me acuerdo de ti, cuando dan el Tiempo, estoy a ver qué tal hace por allí, lo mismo que me pasa con Arantza.
Dentro de naíca de ná, tenemos el fogonazo instalao ¿verdad?
Talento, talante,
ventilador...y p´alante
como van los de Alicante.

Nayuribe dijo...

Pues muchas felicidades, debes ser muy buena profe, porque a veces hacer que los jóvenes se enamoren de la lectura y la literatura es difícil...
un saludo

Rosa Cáceres dijo...

Nayuribe, se dice que profesor se es por vocación, y es cierto. Yo creo que si se tiene vocación se pone entusiasmo y si se pone entusiasmo, se logra contagiar a los alumnos.
Yo adoro la Liteartura, es una de mis pasiones.

Rosario dijo...

Muchas Felicidades Rosa, es verdad que en estos días siempre hay algún alumno que viene con una sorpresa.
El viernes un niño de mi clase me trae un paquetito y dice:
"Seño esto es para que te acuerdes de mí este verano".
Después de darle un abrazo grande, le digo:
-¿Pero cómo me voy a olvidar de tí, qué es?
-Un perfume.
Eso me lo dijo con todo el desparpajo del mundo, con solo 4 años!

Te deseo que sigas teniendo montones de satisfacciones y te ele
ves un poquito, solo a ras del suelo.
Puedes estar muy orgullosa.

Un abrazo fuerte amiga, desde mi librillo.

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, sería maravilloso elevarse un palmo del suelo e ir como deslizándose por el aire...jajaja¡me lo pido!
Los críos pequeños son un encanto, entregan las cosas envueltas en su afecto que es el papel de regalo de su corazón sin malicia.