martes, 15 de junio de 2010

Si yo hubiera sido...

Si yo hubiera sido cantero y artífice de capiteles historiados, allá por los largos siglos medievales, habría imaginado seres fantásticos y hubiera pasado días enteros esculpiendo su figura en la piedra. Mientras, hubiera disfrutado aderezando cada golpe de cincel con un detalle de su historia inventada.
Si yo hubiera sido el castellano de un castillo, o simplemente si hubiera habitado en uno de ellos, hubiera pasado las tardes de cielo claro oteando el Horizonte desde la torre del homenaje, la más alta de todo el castillo. También hubiese mirado hacia arriba, para admirar el azul del cielo, tan cercano desde esa altura, y el vuelo majestuoso de las aves de cetrería.
Si yo hubiese vivido en aquellos siglos, estoy segura de que me hubiese encantado ser copista de un códice miniado. Escribir las letras, formar las palabras con el cuidadoso y delicado trazo del cálamo mojado en tinta, esmerarme en el diseño de las letras capitales, las cenefas coloreadas hubiesen sido una fuente inagotable de placer en el trabajo. Porque sé que mi scriptorium hubiera sido paraíso para mí.


No sé qué hubiese sido- qué fui tal vez-, pero en caso de sr una de estas damas, yo sería la que tiene el libro en la mano.



24 comentarios:

emejota dijo...

¡Que bonito! Mira comparto dama y libro contigo y profesión de copista. Cantero no podría ser porque, salvo para ciertas restauraciones y chapuzas caseras, soy un desastre artístico. Un abrazo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa:

Y yo te creo, claro que te creo.
Mi escritora preferida, de gran corazón.

Un besicoooooooooooooooo, Montserrat

La Dame Masquée dijo...

Yo tambien! No creo que pudiera vivir sin libros en ninguna epoca. Es dificil de imaginar.

Madame, aprovecho para preguntarle: hay algo que le gustaría que incluyera en el texto, o que usted quisiera destacar?

feliz dia

Bisous

Cayetano dijo...

Los que te vamos conociendo un poquitín no podíamos estar más de acuerdo contigo. Estar horas retocando miniaturas, con esos dibujitos y esas letras góticas en plan amanuense va con tu forma de ser. Lo malo es que te iban a echar del monasterio o por lo menos de la biblioteca, porque no te ibas a privar de ponerle al monje barrigón y narigudo todos sus atributos con ese toque sutil de la caricatura. Porque el buen humor y la chispa, eso que se aprende en la infancia y ya no se abandona nunca, también forma parte de tu forma de ser.
Un saludo.

Arantza G. dijo...

Totalmente de acuerdo.
Si te veo....
Besos

Rosa Cáceres dijo...

emejota, algunas veces me encanta imaginar que yo ya he vivido en anteriores vidas. Es la sensación del "Ya visto" que experimento ante ciertos paisajes o en ciertos ambientes.
Hubiera sido feliz de copista, de iluminadora de manuscritos. También, en todo tiempo, como decoradora de cerámica o de abanicos.
Ser restauradora de obras de arte me hubiera encantado.
La dama del libro es la que más me gusta por todo eso que te digo.
Imagina: tú en un scriptorium y yo en otro, y otras personas amantes de pensar mientras trabajan...

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, qué corazón tan generoso el tuyo...jamás dejas de visitarme con tus palabras de amistad y aliento.
Un besico para ti.

Rosa Cáceres dijo...

Madame, me gustaría destacar que para mí cualquier hecho artístico o personal y humano se da en un lugar y un momento determinado, por tanto, lo histórico tiene crucial importancia. Mi preferencia por la novela de ambiente histórico me permite ampliar mis vivenvias situándome de pleno en el escenario espacio-temporal que elijo en cada ocasión.
Las novelas de ambiente histórico que he escrito son: "Buceadores" (sobre Fenicios, cartagineses, romanos, berberiscos en la costa de Cartagena y Mazarrón),estoy corrigiendo ya el manuscrito de la segunda parte, situada en el mismo lugar.
"El Emboscado" se subtitula "Un travestido de la Edad Media", pienso que el tema de la mujer vestida de varón ha sido tratado bastantes veces, pero no así el del varón travestido en una época como aquella. Lo psicológico va muy amalgamado con cada hecho narrado, resulta determinante para comprenderlo e interpretarlo rectamente.
El día 4 de julio, domingo, estaré a partir de las 8 de la tarde en la Feria del Libro de Alicante, en la Explanada, para firmar ejemplares.

María Bote dijo...

Qué maravilla, Rosa. Me identifico totalmente con lo de sercopista ¡lo pensé tantas veces! de haber vivido esa época, mi dicha hubiera sido dibujar con mimo y tesón esas divinas cenefas, las solemnes mayúsculas, las letras... leyendo como lo describes, cierro los ojos y, Ohhh, me siento allí, en el monasterio, con el fondo de los gregorianos cantos ¡qué delicia!
Aunque tuvo muchas páginas negras,
me atrae enormemente todo lo que tenga que ver con el medievo.
Un placer venir y leerte, las imágenes, preciosas.
Besos. María

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, no me echan del monasterio, no. Tú no ignoras que los artistas incluían imágenes grotescas de seres del inframundo. En cuanto a los capiteles...yo los he visto hasta más que subidos de tono incluso. La creatividad era libre y escudriñando relieves y cenefas se descubren detalles increíbles. Yo pasaría desapercibid@, pues no sé en esa vida soñada si sería uno de los monjes, uno de los freires o una de las sorores de claustro y scriptorium.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, me he acordado de ti estos días, porque me ha escrito un e mail mi tío el que vive en Vitoria, para que nos reunamos los de la familia, pero no allí...¡lastima!
De todas formas, Javier y yo algunas veces hacemos proyectos de ir allá.
Un besico.

Rosa Cáceres dijo...

María Bote ¡qué bien! Ya somos tres en la comunidad, emejota, tú y yo ¿Quién será la madre superiora? Yo me pido Madre inferiora, que tiene menos responsabilidad.
De veras, en serio, me atrae el panorama de la paz del claustro oyendo gregoriano y en mis dibujos.
Yo me considero por mi especialidad más medievalista que otra cosa, es uno de los campos que más he investigado.

Gala dijo...

Ains Rosa como me has hecho volver a mi infancia.
Siempre me veia paseando por esos castillos arrastrando un largo vestido.

Me ha gustado mucho tu relato.

Un beso

Mercedes González dijo...

Creo que aún queda sitio para mí en vuestra comunidad, pero sin "cargo directivo", eh? :-)

Me ha gustado esta entrada porque siempre me ha fascinado la época medieval.

Qué lástima no poder estar en Alicante el 4 de julio.

Besitos

Rosa Cáceres dijo...

Gala, yo también disfrutaba en mi imaginación de todo ese mundo fantástico en el que, naturalmente, no imaginaba nada más que cosas agradables ¡para eso está la imaginación! ¿No te parece?
El caso es que mi imaginación sigue funcionando a tope, aunque ahora sí es capaz de ver las otras caras de aquella realidad soñada.

Rosa Cáceres dijo...

Mercedes, bienvenida a la comunidad, sor emejota, sor María bote y una servidora, sor Rosa te acogemos con mucho gusto, aunque como el cargo de abadesa está vacante, si lo echamos a suuertes y te cae...tendrás que aceptarlo jajaja

Arantza G. dijo...

Qué pena...
Pero bueno, no tenéis que tener ninguna excusa familiar para venir como turistas o visitar a los amigos.
Besos

Thornton dijo...

Tú lo habrías escrito. Y muy bien, por cierto.
Saludos.

La Dame Masquée dijo...

Ya está, madame.

Lo encontrará en este link:

http://www.fotolog.com/a_mon_seul_desir/76219480

Espero que lo vea mucha gente, aunque fotolog por desgracia esta de capa caida.

Buenas noches

Bisous

fonsilleda dijo...

Seguro que tú hubieras sido todo eso y posiblemente te hubieras inventado algún oficio más.
Bicos.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, las posibilidades son escasas, pero está en proyecto. La falta de tiempo es el inconveniente. Esto de estar nosotros en una esquinica del mapa...

Rosa Cáceres dijo...

Madame, he buscado y no he encontrado, serán las prisas. Salgo a escape para el Instituto a sesiones de evaluación y esta mañana volví mas tarde de la 2:30
Estoy muy agradecida y ya lo buscaré con más calma.

Rosa Cáceres dijo...

Thornton, alguna vez haré ostentación de mi caligrafía, a ver si la consideras digna de tal empresa.
Soy capaz de imitar cualquier letra si la tengo ante mis ojos, eso sí. Aunque creo que disfrutaría más como ilustradora.

Rosa Cáceres dijo...

fonsilleda, jajaja. inventora de oficios...no está mal, no está nada mal. Se me ocurre "Sacamotes",
"Escritora de biografías apócrifas", "Adivinadora de hechos fastos y nefastos que serán soñados". "Interpretadora de premoniciones"...¡Ah, seré famosa!