jueves, 13 de octubre de 2011

De donde crece la palma

"De donde crece la palma" es mi tercera novela publicada, en Ediciones Tres Fronteras (Murcia) cuyo enlace os dejo aquí. Está en el mismo tomo que "Sixto".

http://www.tresfronteras.es/TresFronteras/autor.jsf?ncodautor=377

El título viene de uno de los versos de "Guantanamera", del genial José Martí:
Yo soy un hombre sincero
de donde crece la palma,
y antes de morirme quiero
echar mis versos del alma,
guantanamera, guajira guantanamera....

Seguro que todos conocéis esa canción.
El ambiente de la novela es el de los músicos callejeros de La Habana vieja.
Esta muchacha es hija de una bailarina blanca y un bongosero negro, ella es mulata de piel dorada, bellísma.

Piezas musicales, rivalidad entre cantantes callejeros, santería, ritos vudú, el tema de la emigración...todo forma parte de esta trama, que me hizo disfrutar con la investigación de todos estos temas y mientras la escribía. Pues habéis de saber que un escritor vive ras vidas, o multiplica la suya propia, en virtud de las que viven los hijos de su imaginación.


http://www.tresfronteras.es/TresFronteras/autor.jsf?ncodautor=377



Los dibujos son de mi cuaderno secreto, ese en que plasmo las imágenes de mi mente con respecto a mis historias de ficción.
*
Este es el inicio de la novela:


*
Todos decían que Habanita Rocío era La Habana hecha carne de mujer.
Habanita Rocío caminaba como a ritmo de bongos. Sus redondas nalgas altivas se movían como bajo el palmeteo de un bongosero invisible que las hiciera retemblar armónicamente:
bon….gó, bon…gó, bon…gó, cuando paseaba lentamente.
bon-gó, bon-gó, bon-gó, si tenía un poco de prisa.
bongó, bongó, bongó, si decididamente tenía mucha, pero que mucha prisa.
Habanita Rocío tenía en su sonrisa el color blanco dulce del azúcar porque sus dientes perfectos recordaban la forma de pequeños terroncitos de nácar.
Y en sus labios rojos llevaba el sabor del ron de caña que se adivina embriagador incluso antes de ser probado.
Habanita Rocío tenía en su cintura la flexibilidad de la caña del cañaveral, cuando es verde y tierna. Y el cimbreante vaivén de la palma del palmar caribeño cuando sopla la brisa de la bahía.
Y poseía en sus manos y en su cara el color de la canela.
Así era Habanita Rocío a sus dieciséis años.

21 comentarios:

Juan Serrano dijo...

No he leído "De donde crece la palma", pero al ver ese estilo de letra de tu manuscrito tan espontáneo y sencillo, no te digo que un día...

Cayetano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cayetano dijo...

Muy conocidos en efecto los versos de José Martí, un personaje muy importante y un referente en la independencia del pueblo cubano. Luego, en los 60 le pusieron música no sé si fueron "Los Tres Sudamericanos". Noble pueblo el cubano a pesar de tanta humillación y tanto dictador como han tenido en su historia.
Un saludo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa:
"Cubanito soy señores,
cubanito muy formal
Más vale ser cubanito, que guardia municipal".
Esta canción la cantábamos en el autorca cuando íbamos de excursión.
Y la cación De Donde de Crece La Palma que tu mencionas, también la tatareaba de jovencita.
Otra tentación para leer.
Pues ya te haré el pedido.
Besicos, Montserrat

Manrique dijo...

Entro en tu blog, recodando esas bellas canciones que son clásicas.
Siempre me han gustado.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, José Martí da nombre al aeropuerto de La habana, uno de los escenarios de acción de la novela.
La música de Guantanamera no recuerdo en este momento quién la compuso, pero esta es una novela esencialmente musical.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Juan, Esa novelita tiene una génesis preciosa; verás, la escribí por una apuesta...y creo que la gané.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, no conocía la primera canción que citas, pero Guantanamera siempre me ha parecido sugerente por su ritmo lánguido, puramente caribeño.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Manrique, bienvenido. El repertorio que forma parte de la novela va desde los boleros a la última música cubana. Investigué mucho sobre instrumentos y grupos, fue parte de la diversión que es escribir novelas.
Un abrazo

Olegario dijo...

Muy bonito el título de tu nueva novela "De donde crece la palma". Yo sí que me acuerdo de la canción. Que triunfes mucho con el libro es lo que te deseo de corazón. Un abrazo.

Arantza G. dijo...

Dan ganas hasta de bailar, jajaja
Besos Rosa.

Amig@mi@ dijo...

Se vislumbra un ambiente la mar de caribeño por estos lares...
Me uno a la fiesta. Jaja!
Un abrazo, Rosa.

Francisca Quintana Vega dijo...

¡Puedes escribir sobre muchos temas, querida amiga!...lo mismo sitúas tus novelas en otro país, como La Habana, que en la Edad Media...¡y no veas como dibujas!.
Yo estoy muy contenta de haber recibido tus novelas y de poder comenzar su lectura.
Un beso grande...y hasta pronto, amiga.

Luis G. dijo...

Vaya, no sabía lo de la apuesta. Sí hasta ahi ganas. Pues como dice Montserrat, otra novela leer.

Un abrazo,

Luis.

Rosa Cáceres dijo...

Olegario, muchas gracias, pero esta novela es agua pasada, la que ahora promociono por medio de las presentaciones es "Isla Cueva Lobos".
Estoy rememorando mis obras en orden cronológico, esta es la tercera y ya llevo publicadas siete.
Un abrazo

Cabopá dijo...

Nadie mejor que tu para promocionar tus novelas...Haces muy bien.
Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, pero tendría que bailar ritmos caribeños...o boleros románticos...
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mi@, así es, Caribe en estado puro...y luego Cádiz y después de nueno La Habana...
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Francisca, deseo que disfrutes mucho con mis dos novelas que tienes...
Si empiezas por "El Emboscado", advertirás mi pasión por la Edad Media, época que he estudiado mucho en la universidad.
Los nombres de los guerreros están sacados, a propósito, de la tesis doctoral de la catedrática que prologa el libro.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Luis, la apuesta fue que no era capaz de escribir una novela en determinado plazo de tiempo. Me privé de sueño y de descanso, y además fue a final de curso, pero gané la apuesta.
Claro que luego tuve que revisar lo escrito.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, pues en ti confío para que vayas y te lleves gente a la presentación de "Isla Cueva Lobos" que va a ser en el Gaya el día 9 de noviembre, miércoles. Tenlo en cuanta y corre la voz por tus amistades, que yo en Murcia ya no conozco a nadie.
Un besico