martes, 14 de julio de 2009

El pescador y la estrella


-Si yo fuera dueño de un trocito de la noche, cortaría del cielo una estrella preciosa para ti.
Así dijo el humilde pescador a su amada. Él hubiera deseado obsequiarla con el más rico de los regalos, pero no tenía más que la noche y el sonido rumoroso de la mar en calma para compartir con ella. La noche despejada era el dosel de sus amores, la mar, arrulladora, la música deliciosa que los rondaba, la luna que derramaba su brillo de diamantes sobre las olas, era la luminaria que iluminaba el suntuoso escenario natural y las estrellas, joyas celestes de incomparable hermosura, hacían guiños de luz a los enamorados.
-Mañana volveré, preciosa mía. Ahora he de embarcar en mi traíña. Echaré las redes en altamar y mientras faeno en la mar, te recordaré tan bella como ahora te veo, aquí en el muelle, que me pareces una estrella del cielo.¡Ah, si yo pudiera regalarte una estrella...qué feliz sería!
Así se expresó el apasionado pescador, mientras su amada gurdaba silencio, atenazada su garganta por la emoción del momento. Él día anterior, festividad de la Virgen del carmen, la patrona de las gentes del mar, se habían casado. Esta era la primera vez que él salía a pescar después de que se hubieran convertido en marido y mujer.
Escuchó el hado las palabras del pescador y determinó favorecer a tan tierno amante.
-Ignora este pobre pescador que las estrellas del cielo son astros
de enorme tamaño, que le es imposible a un mortal sostener una de ellas en la palma de su mano, inmensas e incandescentes como son. Sin embargo, le daré una estrella como él desea tan ardientemente, pero será una estrella de mar.
Cuentan que el pescador sacó enredadad en sus redes la estrella más perfecta de la mar Mediterránea y que al día siguiente, en cuanto atracó su pesquero en el muelle, la entregó a su amada, la cual estaba esperándolo, porque lo amaba tanto como él la amaba a ella.
Y desde entonces la estrella luce en la puerta de la casa de ambos, descolorida por los años y los soles, pero perfecta en su armonía y belleza marina.
Y ahora que ya son muy ancianos, les recuerda que unión fue venturosa, porque tuvo buena estrella.

18 comentarios:

Leticia dijo...

Feliz aniversario. A los dos. Un abrazo.

Normis dijo...

Este relato es bellisimo Rosa , cuanta ternura !!!
un abrazo fuerte y feliz dia a todos !!!

Rosa Cáceres dijo...

Leticia, muchas gracias. En Mazarrón hace un día de calor terrible. Toda la mañana dentro del agua, que estaba estupenda, pero por la tarde...jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Normis, siempre que paso por esta casa de la foto veo al viejo lobo de mar sentado a la puerta, con su anciana esposa junto a él. Se nota que hay ternura entre ello.
En mi novela Sixto cuento una historia así, real totalmente. La casita, la estrella de mar...
Me encanta que te haya agradado.

cabopá dijo...

¡Qué preciosidad ! Lo tomo como regalo. Gracias por lo bien que escribes y relatas historias reales e imagidadas..gracias..Sólo paso por tu blog, hoy porque estoy ocupada con el telefono que no para de sonar el fijo el móvil...MIL BESICOS PARA TI ROSA DEL MAR MEDITERRANEO. ¡Ah! y estoy en MU..Veré la procesión pero la de agosto...

Rosa Cáceres dijo...

Bueno, Carmen, yo tampoco he visto la procesión, porque no he salido por la tarde. Por la mañana sí me he bañado en Nares, Estaba el agua como el cristal.
Al escribier el relato me acordaba de ti, por ser tu santo. Hoy es mi aniversario de boda, Ya ves. Cuando sea mi santo (23 agosto) ya verás como no me llama nadie jajaja yo soy persona con poquisima familia y relaciones de ningún tipo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Felicidades por el aniversario. Pasé a echar un ratito de lectura y a desearte un buen fin de semana.

Saludos

Rosa Cáceres dijo...

Hiparión, muchas gracias. Aquí estamos, en la playa pero pasando un calor que no veas. Coasta Cálida, Costa Cálida...Costa Ardiente será más excato.

Susy dijo...

Ha sido un relato precioso.Precioso.Gracias por compartir.
Felices vacaciones.Aqui,en Zaragoza estamos sufriendo mucho calor pero en el agua se está bien,jajaja

MiLaGroS dijo...

Rosa tienes un premio en mi blog. Muchos besos. milagros

Lolami dijo...

Es muy bonita esta historia de amor, muy entrañable.
Un abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

Susy, muchas gracias por lo que opinas de mi relato. Aquí también hece un calor de infierno, ya verás en El Tiempo que Murcia se lleva las máximas casi siempre. Estos días ha soplado Lebeche, un viento del sur que realmente quema. Parece que hoy ha virado a Levante, tendremos oleaje, pero se podrá respirar.
Paciencia y barajar.
Un beso.

Rosa Cáceres dijo...

Milagros, muchas gracias por ese premio, que me llega de rebote del tuyo, pero mucho más por tus visitas y -supongo- por tu amistad.

Rosa Cáceres dijo...

Lolami, es una improvisación mi cuento, porque estoy revisando una novela complicada, de aventuras y además de escribir necesito documentarme en cosas de buceo y navegación, así como en historia del siglo XVI, la de los berberiscos en estas costas.

Nyn dijo...

¡¡¡ Encantada Rosa de conocerte!!!
.............|).......\
............/|)......|)\
.........../.|)......|).\
........../..|)......|)...\
........./...|)......|)....\
......../....|).......|).....\
......./...,-- ---_...|.......\
....´\==-,,;,,;,,;,,,,,,,-==;~.~.~.~.~.~
...~.\__....__...__.....__/~.~.~.~.~.~.
...~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~ ~.~.~
Voy siempre en rumbo a la amistad.
¡¡¡Desde lo màs alto de las Cumbres de Gran Canaria!!!
¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸
`*•.¸@@¸.•*´¨@@`*•.¸¸.•@@*´¨`*•.¸@@¸.•*´
`*•..,¸@@•*´¨`*,•@@¸.•*´¨`*•@v@¸.•*´¨`*•.¸@@¸.•*´
?´¨)
¸.•´¸.•?´¨)¸.•?¨)
(¸.• ´ (¸.•`? *Nyn*!´¨`•.¸¸.•´´¯`••._.•??•.¸¸.•´´¯`••._.•
¸.•´¸.•?´¨)¸.•?¨)
(¸.• ´ (¸.•`?
?´¨)

Pilar de Camino del sur dijo...

¡Que lindo!, ojala todas las historias de amor tuviesen esa estrella.


Cariños

Rosa Cáceres dijo...

Nyn, qué admirable habilidad para dibujar a base de signos ortográficos...me dejas pasmada. Ese velero, que es- si no me equivoco- una goleta, es precioso. Y las olas, rizadas y espumosas. tengo que aprender, tengo que aprender. Haré "muestras", para comenzar.
Bienvenida a mi blog.

Rosa Cáceres dijo...

Pilar, hay que capturar la estrella, ya sea en el cielo, en el mar o en el ensueño. Yo creo que la estrella reside en las palabras amorosas. Las palabras de amor bajan una estrella del cielo ideal que todos los enamorados ansían.