lunes, 6 de julio de 2009

HUELLAS: Un poema desglosado en las imágenes que lo inspiraron.



Un poema inspirado por el amanecer visto desde la playa.

Podéis leerlo y podéis escucharlo en mi voz haciendo clic en el audio del comienzo.

Mis huellas se dibujan

en la arena estrenada

Intacta tras la noche de verano,

por la ola recurrente alisadaY llego yo.

Amanece,


Sale el sol
con religiosa calma,

Y soy capaz
de ver perdón y olvido


en la arena
aún intacta y
estrenada.
*********************
No me he podido resistir a poner esta foto de las azucenas silvestres que crecen en la arena.
Y tampoco a esta de huellas de gaviota. No son las mías ¿eh? pero demuestran que en la playa aún no había pisado ser humano alguno.
¡Me encanta estrenar la arena fresca de la madrugada!

En otro orden de cosas, he tenido un disgusto grande estos días, porque mi novela "El Emboscado" se está retrasando en salir...¡con la ilusión que yo tenía!
¡Consoladme, que estoy que me ahogo!
************************
Y si me apreciais algo, entrad al blog de CABOPÁ, que ha hecho un comentario de una novela mía que acaba de leer.
Otro día os leeré un fragmento.
Al margen derecho de mi blog está la portada, puinchad encima y os saldrán más datos.





17 comentarios:

Normis dijo...

Hermosisimo el poema amiga Rosa y mas aun disfrutando tu hermosa voz .. le pones mucha magia ...
y en cuanto a tu novela paciencia aunque cueste , todo va a llegar ... no pierdas la ilusion ni la esperanza ..
abracitos de cariño

Rosa Cáceres dijo...

Normis, muchas gracias. La primera en consolarme un poquito.

anna dijo...

Jooo sere torpe pero no encuentro lo de la critica en la pagina que dices !!!

Mas tarde lo vuelvo a probar.

Un abrazo amiga.

Rosa Cáceres dijo...

anna, mira en la lista de blogs que tengo yo para visitar. Es el último Ay maricarmen.

cabopá dijo...

Rosa, eres "un crack" No paras ni una micra de segundo...Gracias por la publicidad...ya sabes que yo sé lo justo de estos menesteres...pero practicando,salen algunas cosicas que no quedan nada mal.Me alegra que te haya gustado mis impresiones sobre Sixto y Santa son un amor sencillo y amable..como desear´´iamos todos los mortales...Amiga a ver si pones el rejoj en hora así sabría si estás ahí.Sólo tienes que entrar en Configuración en blogger y puedes actualizar la hora...¡Qué pesada soy!..pero yo sin hora no funciono qué se le va a hacer....Está entrada es magnifica yo cuando paseo por la arena: p i s o f u e r t e...para dejar huella aunque el mar venga y me retire del paseo ja,ja...Es mi autoafirmación personal, es como una terapia frente al dios Neptuno que me inspira y me da paz...¡Qué ganas tengo que se acabe julio! Y apenas acaba de empezar...Besicos.
¡Ah si quieres una foto de los pescadores en la bocana llévatela..y si la pintas ya nos la mostrarás... No entiendo mucho lo de fistro...enfin más besicos.

Ruy dijo...

Te perdona
que la hieras.
Antes han venido hierros
sobre blandas ruedas
que han removido sus entrañas.
Acolchando su piel
para acariciar tus pies,
sin sol y sin luna.
Luz inventada alumbra
trémula sobre la máquina,
tu playa,
antes de la madrugada,
de la tuya,
a la que ahora cantas,
después de comoranes
y gaviotas

Tus imágenes hablan más que las palabras.

MiLaGroS dijo...

Muy bonito Rosa y me ha hecho mucha ilusión oirte.Es como conocerte más. Un abrazo. milagros

cabopá dijo...

Poseidón,quise decir Poseidón...vaya esto me pasa por ir demasiado deprisa y hacer varias cosas a la vez.

cabopá dijo...

Tercer capítulo y último por hoy, se me ha ocurrido hacer mermelada de albaricoque "albercoques".......
Te mando una cucharadita para endulzar tu ahogo literario...salud y consuelo...Segura estoy que pronto tendrás noticias del editor...Consolada quedas..Besicos.

Amig@mi@ dijo...

Rosa,
Me quedo con la calma de la barca blanca. Puedo "robartela"?
Me encanta esa foto, aún así de callada, dice tanto...
Besos

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, querida "¿Aonde éstá la farfulla esa del relojico, que no lo esfiso?" jajaja, "luego a luego, en murciano y tó".
Voy a ver si te hago caso, reina mora.
No te has equivocado en el nombre del dios, es que primero lo has dicho según los romanos y despué, según los griegos.
La Mitología es exactamente la misma (Los romanos eran unos copiones jajaja) pero los nombre cambia:
Poseidon griego es Neptuno romano.
Afrodita> Venus
Eros>Cupido
Zeus>Júpiter
Y así hasta completar el Panteón (Todos los dioses).
Ya tengo comprados los tubos de óleo, me falta aguarrás y esencia de trementina...rescataré los pinceles del trastero. La verdad es que el óleo me da pereza por los olores que me producen dolor de cabeza. Por eso lo dejé hace tiempo. Aunque reconozco que es resultón y que es un tipo de pintura que permite rectificar errores, no como la acuarela, que no tiene vuelta atrás.
¿sabes? Esa mañana, la de las fotos, me pareció estar sola en el Universo, fue estreno total, comunión con el mar, las aves, el cielo...como si hubieran sido creados para mí en exclusiva...¡Un gozo!
Pintaré ese cuadro, lo pintaré. Prometido.

Rosa Cáceres dijo...

Ruy, me ha encantado tu poema. Si me permites, lo comento algo:
Empiezas hablándome en los dos primeros versos y asegurándome que la arena me permite que la hiera con mis pisadas.Te muestras conceptista ahí, pues dices todo esto, sin utilizar más que unas pocas palabras, las imprescindibles. Además, la personificación de la arena, como ser, y ser capaz de perdonar, es magnífica.
La metáfora, o mejor dicho, la metonimia (hierros por tractor, la parte por el todo) es genial, así como el epíteto, blandas para ruedas y nuevamente la prosopopeya o personificación (entrañas) como si la arena fuera un ser vivo.
No quiero seguir por no ser prolija.
Una aclaración, tienes una pequeña errata, son "Cormoranes", no comoranes.
Muchísimas gracias por el poema. Lo considero dedicado, todo un regalo.

Rosa Cáceres dijo...

MIlagros, es misterioso lo que ocurre con esto de los blogs, se establecen lazos afectivos, de amistad con personas a las que jamás hemos visto ni tratado cara a cara, llehgando a ser incluso más fuertes que entre personas que se ven a diario.
Pienso en esto y creo que se debe a que las personas se abren más con interlocutores lejanos que con interlocutores próximos.
A casi todo el mundo le cuesta ser totalmente sincero al expresarse, y no porque mientan, sino porque no lo dicen todo. "No digas media verda/ dirán que mientes dos veces/ si dices la otra mitad", decía Antonio Machado. Es algo así.
Yo soy de las personas que dicen exactamente lo que sienten, vamos, un "espíritu valiente" que diría Quevedo ("¿No ha de haber un espíritu valiente/ simpre se ha de pensar lo que se dice? ¿Nunca se ha de decir lo que se siente?"). Y así me va.
tengo amigos incondicionales, pero también gente que me considera rara, por no decir cosas peores. "Es que tú dices lo que piensas" me lanzan a modo de reproche. jajaja, siempre estoy metida en líos por eso, es el peligro de ser así.
Claro, en internet no existe ese peligro para nadie. Las vidas lejanas, ajenas, no entran en colisión. No hay roces, rivalidades, confrontaciones personales...
En fin, perdón por la disquisición psicológica, es uno de mis vicios irrefrenables. Me alegra que el hecho de que me hayas podido oír nos haga más amigas.

Rosa Cáceres dijo...

Milagros, qué cantidad de erratas escribiendo tan rápido he cometido. Será un MILAGRO si se me puede entender algo. Mil perdones.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@, la foto es tuya, faltaría más...faltaría MAR.
El silencio es tan enriquecedor para el espíritu, queyo lo considero el mayor bien.
A esa hora, en que todos duermen y tan sólo comienzan a despertar el paisaje y el espíritu contemplativo de laa naturaleza, se respira con una inefable profundidad que llena "los pulmones del alma". Gas para funcionar a lo largo del día completo.

Marinel dijo...

Preciosas imágenes, y precioso poema a viva voz.
Te animo a que no te desanimes,porque todo lo que cuesta, luego tiene el placer de saborearse mejor, no lo dudes.
Ánimos todos.
Besos poetisa y artista de la imagen.

Rosa Cáceres dijo...

Marinel, me abrumas con tus elogios. Te agradezco los ánimos, porque en estos momentos los necesito. de veras, muchas gracias por tu amabilidad.