lunes, 29 de junio de 2009

LA ESENCIA DE LA FELICIDAD

Me voy a la playa, pero antes os dejo una buena frase para pensar y aplicar a la propia vida.
La esencia de la felicidad consiste en que aceptes ser el que eres.
ERASMO DE ROTTERDAM


Y es que siempre me he sentido erasmista. En la época me hubieran quemado en la hoguera.





20 comentarios:

Arantza G. dijo...

Buena frase.
Ponerla en práctica...todo un ejercicio de voluntad.
Un beso y feliz baño

Amig@mi@ dijo...

Pero hoy te felicitamos por ello, Rosa.
Un besote y pasalo muy bien

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, Hay que hacer ese ejercicio, es inexcusable.
Te contesto tras el baño y tras la comida y siesta subsiguiente...qué manera de disfrutar esta mañana...la playa sin casi nadie, he encontrado, sin buscarlas, siete piedras-corazón, el agua como el cristal, con relajantes olas.
A tu salud me he dado el capuzón ritual, y luego por otro, por otro, por otro...un placer de amistad.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@ ¿tú también te sientes algo erasmista? Creo que era un hombre realmente sabio. Y sincero.
Lo estoy pasando bien, muy bien.
Un besico.

HADALUNA dijo...

Muchas gracias por tu bonito comentario en mi blog.
Voy a echar un vistazo al tuyo despacito.
Besitos.

Rosa Cáceres dijo...

HADALUNA, bienvenida. Mira, mira, y oye de vez en cuando.
Yo soy ROSISLUNA, nefelibata confesa, por eso te he encontrado en el espacio celeste.

carla dijo...

Hola Rosa, gracias por entrar en mi blog...Es verdad, no hay ser más feliz que el que está conforme consigomismo, pero eso es tan dificil...Espero que disfrutes de la playa. Besos.

Leticia dijo...

Quizás por eso es tan difícil ser feliz.
Gracias por tu visita. Cuando saque un poco de tiempo, revisaré más tranquilamente tu blog.
Besos.

Rosa Cáceres dijo...

Hola. Carla,me ha gustado mucho tu blog, te agradezco la visita que ahora me devuelves.
Creo que el estar conforme con uno mismo es un aprendizaje inacabable. Sin embargo, tengo comprobado que solamente en la medida en que nos aceptamos logramos aceptar a los demás.

Rosa Cáceres dijo...

Leticia, ser feliz es efectivamente muy difícil algunas veces, pero hay ocasiones en que nos perdemos bocanadas de felicidad por motivos nimios. No tenemos mayor enemigo íntimo que nosostros mismos, porque de lod otros procuramos defendernos, ante nosotros cuando nos atacamos estamos inermes en el centro más sensible del alma.
La búsqueda de la sabiduría está en estas verdades íntimas, no en otras consecuciones.

Lugareño dijo...

¡Hola Rosa! ¿Qué tal va todo? Y por cierto, ¿qué hay de aquella novela que estabas revisando y preparando para publicar?

Me alegro de que te hayas reencontrado ya con tu mar mazarronero. Yo también espero poder poner los pies en la arena muy pronto, aunque sea poco tiempo, y es que, aun pecando de falta de modestia, este año me estoy mereciendo unas vacaciones... de las de verdad. Ya me queda únicamente el "sprint final", al menos en mi faceta estudiantil, pues acabo los exámenes el 6 de julio.

Por cierto, tengo varios amigos que veranean en Mazarrón y es posible que me pase por allí algún día; si acaso te avisaré por si pudiésemos quedar un pequeño rato, para tomarnos algo y charlar.

Un abrazo.
Desde mi lugar de la huerta.

Clares dijo...

Pues enhorabuena por ser de esta época y no de aquella. Yo también admiro la enorme sensatez del pensador. Que disfrutes de la playa, del mar tan precioso, de paseos, de escritura recoleta y tranquila, de lecturas enriquecedoras y de la vida, o sea, de todo lo bueno.

angel almela dijo...

Rosa, Erasmo también dijo aquello de que "Para el hombre dichoso todos los países son su patria."
Espero que tu "Patria" también la encuentres en la playa.
SOMOS EL TIEMPO
Somos el tiempo

MiLaGroS dijo...

Un beso y que descanses. Te espero a la vuelta. milagros

cabopá dijo...

Rosa: está claro que no puedes dejarnos...está bien escribir después de la siesta...Disfruta del baño,de los paseos, de los jazmines....eso en lo cotidiano es:FELICIDAD...Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

LUGAREÑO, niño perdido y hallado en el blog, me alegra mucho saber de ti.
¡Ay, la vida del estudiante universitario, qué dura es! Pero te aseguro que la recordarás como una de las etapas más plenas cuando pasen los años.
Mi novela me tiene ya deseperá viva. Se llama "El Emboscado" se subtitula "Un travestido de la Edad Media", tiene 432 páginas y un prólogo y se está haciendo esperar más de la cuenta. En teoría sale ahora, ya, ya, ya, para la Feria del Libro de Alicante.
Ya tengo presentaciones acordadas hasta más allá de la mitad de Noviembre...En resumen, está al caer. Ya te avisaré, ya que te encuentro de nuevo.
Nosotros estamos de Mazarrón a Orihuela y de Orihuela a Mazarrón, a mí todavía me queda un Claustro el 9 de julio.
A ver si tengo pronto noticias del Emboscado, que se ha emboscado de verdad y me tiene de los nerviosssssssss.

Rosa Cáceres dijo...

Clares, seguiré tu sabio consejo. Me he traido el manuscrito (dejado a medias) de la novela que estoy escribiendo ahora, continuación de BUCEADORES y como esa histórica y de aventuras...
Tengo el propósito de no volver a escribir novela histórica, qué hartazgo de investigación, y más en esta, que va de barcos, con lo poco que sé yo de navegación...menos mal que la capitana me puede asesorar, como me asesoró en los intríngulis del buceo.
Ahora ademas debo escribir (porque me lo han pedido) algo sobre el Bolnuevo. Vamos a ver lo que "se me escurre"...¡Me encanta decir tonterías cuando estoy de vacaciones! ¿A ti no?

Rosa Cáceres dijo...

ÁNGEL, mi patria está en mi alma. A fuerza de residir desde que me casé en sitios tan diversos, ya no sé de dónde soy. Pero aquí en Puerto de Mazarrón he hecho como si dijéramos un nido. Ese nido consiste en que venir aquí es para mí hacer un paréntesis en el tráfago de preocupaciones diarias, escapar del estrés del que me libran el mar y la brisa marina...
Gracias por recordarme esa frase de Erasmo. Un hombre admirable ¿verdad?

Rosa Cáceres dijo...

¡Ay MILAGROS! Que no me conoces...Mira que no soy mentirosa, pero en estas cosas simpre miento, porque mi cabecica no para...jajaja.
Soy una centella, escribo rápido, leo rápido (una novela de Steinbeck en un par de horas), playa, comida, paseo, casa, jazmines por el suelo jajaja, parece el vals peruano
jazmines en el pelo/ y rosas en la cara/ airosa caminaba/ la Flor de la Canela...

Rosa Cáceres dijo...

CABOPÁ, bonica, que me has calao, que no puedo dejaros, jajaja
Bueno, otros defectos son peores ¿no?
¿Te has enterado de que he encontrado ya más de quince corazones de piedra de mar?
¡Me persiguen, me persiguen, se me aparecen, se hacen las encontradizas!
Ayer fui a hacer la ensalada y cogí un tomate...¡en forma de corazón! Con decir que le hice una foto...