miércoles, 24 de junio de 2009

¿Por qué será que florecen mi ordenador y mis cuadernos?

Hoy he visto rosas sobre mi cuaderno.

Dormidas, casi desmayadas,

sobre mi cuaderno estaban.

¡En sus páginas las quiero yo!


Hoy he puesto lilas en un vaso...
¡En mi alma las quiero yo!



Hoy he visto rosas sobre mis apuntes.

Una blanca

¡Así de pura deseo yo cada palabra mía!

Una rosada

¡Así de alegre mi voz deseo yo!





En un leve ramo he visto rosas sobre mis páginas escritas

¡Que también las vieran los que las leen quisiera yo!


Una carta en sobre dorado
trae sentimientos de amistad
y florece donde la he dejado.
¡La amistad es la flor más preciosa!
La amistad es rosa sin espinas,
perfume en la vida
sombra de árbol frondoso en día caluroso
y abrigo de leña en hoguera en día frío.
La amistad es de sol que florece,
de esa materia es la amistad.


Hoy he puesto una rosa perfumada

sobre el teclado mudo de mi ordenador,

para que cuando hable escribiendo

cada palabra sea un regalo,

cada frase sea un don.


8 comentarios:

Arantza G. dijo...

Que bonito.
Es tan agradable asomarse por aquí...
Flores preciosas acompañadas de palabras que salen del corazón...
Un beso te doy yo.

cabopá dijo...

Hoy tu entrada huele a rosas y sentimientos que florecen en tus pensamientos literarios y salen al paso de cuadernos y teclados que estan dispuestos para comunicar el mensaje a los que te leemos y te miramos todos los días desde esta ventana. ¡Qué bonita entrada!...Siempre que me asomo me encuentro con gratas sorpresas. La de hoy no sólo tiene mensaje, también tiene olor. Gracias Rosa...Mi teclado ha aspirado de tus imagenes e impregnado se ha quedado...Un besico....Y gracias muchas gracias por tus enormes atenciones y opiniones sobre mi blog...Gracias profesora experimentada.

Amig@mi@ dijo...

Qué alegría, Rosa, ver flores. Yo hay días que veo telarañasssss
Bueno, me alegra tu alegría...
Besos

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, lo que menos trabajo me cuesta es lo que más agrada...jajaja
Muchas gracias por tus palabras, recojo tu beso, ese que me das en forma de poesía, y lo guerdo en el corazón, para que se me vuelva más valioso.
Un beso de amistad es un tesoro de incalculable valía.

Rosa Cáceres dijo...

CABOPÁ, vuelve a mirar la entrada, haz el favor. Hay una cosa nueva que te va a gustar, creo yo...
En cierta forma hace que tú estés ahí, en una de las imágenes.
Por lo demás, no tienes que agradecerme que te lea.Me gusta entrar en tu blog, que cada día va floreciendo también más abundantemente.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@, vemos flores todos los días. Pero si no las miramos, es como si no estuvieran.
DE camino al Instituto, ´veo muchísimas. A veces cambio el itinerario para pasar por calles en que sé que hay jardineras con alhelíes (mi locura, me encantan), claveles, pensamientos...
Hay que mirar lass flores. Yo creo que son curativas, curan el espíritu abatido. Y hay que escuchar con atención el canto armónico de los pájaros de la mañana.

Tesa dijo...

Qué suerte, ¿qué tienes un jardín? Tantas rosas que hasta me llegó ese olor que yo llamo de "rosa antigua" de las que sí huelen.

A mí me gusta mucho el olor de la hierba recién cortada y el de la tierra húmeda. Siempre voy con los cinco sentidos por ahí, para no perderme estas pequeñas cosas de la vida, así que me encanta que tú también lo practiques.

Besos, Rosa

Rosa Cáceres dijo...

Tesa, coincidimos en los gustos que dices tener tú. La tierra después de la lluvia reciente, la hierba recién cortada...