jueves, 4 de junio de 2009

UNA NOVELA MÍA. Lo que los lectores no ven o el manuscrito con mis ilustraciones. Primera entrega.

Quisiera presentar aquí una de mis novelas. Se trata, como se ve, de
"Sixto con rumor de olas rompientes".
Podéis ver todos los datos pertinentes PINCHANDO LA PORTADA, que aparece al margen derecho de este blog. Si lo hacéis, aparece la Editorial, la forma de contacto, distribuidores ...

****************************************
Ahora, simplemente, se trata de mostraros algunas claves de Sixto. La más autobiográfica de mis novelas. Por si tengo algún lector entre vosotros, cosa que me gustaría mucho.

El "SEIS HERMANAS", nuestro barco, fabricado en los Astilleros de Cartagena, comprado y bautizado así por mi padre, con objeto de que las seis hermanas supiéramos navegar.
Sixto edificando su casita con la colaboración de dos amigos.


Sixto con las redes.
Las tres palmeras, paraje singular del Puerto de Mazarrón.
Yo de niña, sentada en la playa. Aparezco en la novela con papel importante, y con el nombre de Isa. Escogí ese nombre porque Santa Rosa de Lima se llamaba, en realidad, Isabel, aunque su madre la llamaba "mi rosa".

Santa (Fuensanta) agradece a la pequeña que haya sido, sin pretenderlo, el Cupido que la ha unido a Sixto.
Sixto se dispone al salvamento del hijo de su patrón, que ha caído al mar.


De nuevo los personajes principales: Sixto el Marrajo y Santa, el día en que por fin hablaron. La grave cortadura con un cristal en el pie de la niña, es rigurosamente cierta, me ocurrió a mí, así es que lo puedo certificar.

Sixto el Marrajo"le echa el ojo" a Santa el día de la fiesta de la Virgen de Agosto. Ella está comprando "torraos" para las niñas.
Sixto sigue a la joven cuando ella regresa a casa de sus señores con las niñas.
En la siguinte ilustración, conversa con su madre, la inteligentísima María de la Encrucijá, y el Marrajo Viejo, que arregla redes en la puerta de su casa.

Sixto y Santa el día de su boda. Abre la comitiva nupcial la cocinera de la familia Cáceres, mujer seria y de respeto, con dos de las seis niñas de la mano.
En la iglesia esperan Sixto (nerviosísimo e incomodíasimo en su ropa de ceremonia) y su madre, maría la de la Encrucujá, de peineta y mantilla. Están junto a la imagen de la Virgen del carmen, la Virgen marinera por excelencia.
Moraga de sardinas, refrescos y sandía para celebrar la boda en la playa.


Descalzos sobre la arena, los recién casados bailan "Piel canela", "Ansiedad" y otras piezas de moda, con la música de un transistor.
Por fin, se dirigen a la casita que Sixto ha edificado (ella ún no la ha visto), de la mano, caminando por la orilla de la playa.
Es la parte más romántica de la historia, realmente muy entrañable para mí.
Nota: los textos son resúmenes de pasajes de la novela, para esclarecer los dibujos. Están en mi Cuaderno de Sueños, que ya conocéis por los dibujos de "AURA".
Me daría mucha alegría que me fuerais conociendo como novelista.
CONTINUARÁ









8 comentarios:

Soledad Sánchez M. dijo...

¡Vaya cosa más bonita!

¡Y qué cantidad de trabajo tiene cada hoja!

Es un gusto que nos muestres tu trabajo.

Un beso,

Soledad.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Es un privilegio que nos permitas conocerla.

Rosa Cáceres dijo...

Soledad, muchas gracias. Si misrsa páginas anteriores, verás las ilustraciones de "Aura", mi novela que incluye el latín como base de un idilio muy especial. El alemán es el otro idioma de esa novela.
Tengo un Cuaderno de Sueños en que dibujo estas cosillas.

Rosa Cáceres dijo...

Francisco Javier, no pretendo ser una gran ilustradora, pero disfruto con un cuaderno y un bolígrafo en la mano, es la verdad.

Ayla dijo...

Por las ilustraciones de las páginas que nos muestras puedo descubrir lo mucho que disfrutas con tus relatos, tus dibujos y tu historia.
Enhorabuena por tener el empuje de plasmarlo por escrito y gracias por compartirlo.

Rosa Cáceres dijo...

Ayla, gracias a ti. Verdaderamente todas mis novelas se publican sin ilustraciones. Pero a mí me gusta tener mi "edición ilustrada" particular. Sólo hay una que ya lleva mis dibujos en la édición, es "La delicada piel del alma". Y sí, disfruto mucho con estas cosas.

cabopá dijo...

¡Ay Rosa! Esta entrada me encanta...mañana mismo empiezo a leer a Sixto...hasta ahora no he tenido lugar...estoy deseando leerlo..pero reconozco que soy lenta...y que tengo poco tiempo...me lio en otras cosas y no doy abasto...Un besico...

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, afortunadamente Sixto es una novela breve y poco densa. No hay complicaciones argumentales. Lee con cariño que salgo yo de pequeñica, de Rojica, como dicen en Murcia.