domingo, 21 de junio de 2009

MEMORIAS DE LO IMAGINADO. UN RELATO DE FALACES RECUERDOS. PARA QUE TODOS VOSOTROS ME OIGAIS CONTAR UN CUENTO

Hoy he leído un breve relato de Amig@mia con el que me he sentido identificada.

Esta entrada es para todos, porque quisiera contaros un cuento, pero pienso que Montse me comprenderá muy especialmente.

El relato pertenece a la Antología que tenéis como presentación, que ya viene reseñada al margen. Es de la Editorial Atlantis (Madrid).
Nada más.

Pinchad el clic de audio y...oidme, si gustais.

AVISO: EL ARCHIVO DE VOZ DURA 13:40

¡Paciencia!

Me llaman Garamonda la meiga, y soy ya muy vieja, tan vieja que ni yo misma sé calcular mis años...

...afirmé saber de hechicerías...

La cueva de Garamonda. Misteriosa y profunda. Una espelunca propia de una meiga.

...a esa cueva me traían presentes, como a una sacerdotisa del Maligno....





Huyendo de esa hoguera de calumnias, busqué refugio en el bosque....


Aman los perversos la perversidad...




Aunque no vendí el alma al Maligno, sí la vendí a la maldad de los hombres....


Me hice alquimista de la memoria....

Yo, una horrible bruja que escapó a la hoguera de la Santa Inquisición...



Dejadme paladear el dulce recuerdo de lo imaginado...

El tiempo ha pasado. También mi dolor pasará.





12 comentarios:

Arantza G. dijo...

Paso tarde para oirte. Mañana vuelvo y me empapo del cuento. Prometido.
De todos modos, me gustan las fotos con que has decorado hoy el blog.
Hasta mañana.
Besos

cabopá dijo...

Es muy tarde Rosa; mañana te escucharé.Hoy te he tenido presente toda la mañana mientras fotografiaba Mazarrón (un poco de..)Acabo de hacer una entrada con algunas fotos que describen el día..Paseando por la playa de Bolnuevo pensaba en las olas rompientes..hacía Levante...las piedras no eran de corazones y, mira que las he buscado..así como la casa de Sixto y Santa...Besicos.

Arantza G. dijo...

Como un juglar...
Haciendo balance de los recuerdos, reviviendo el pasado aunque con memoria frágil, he de decir que me ha recordado la obra de Fernando de Rojas.
Declamas muy bien. Te felicito.
Un beso.

Amig@mi@ dijo...

Rosa, POR FAVOR, pon el relato ESCRITO en el blog o mándamelo al correo, no puedo escucharlo, los altavoces no van y en el portatil últimamente no pillo Internet.
Me da rabia no poder comentarte, cuando me nombras dos veces :(
Por cierto, es tuyo?
Graciassssssss;)

Rosa Cáceres dijo...

Arantza,me encantan los temas de memoria, introspección y análisis psicológico. Es con lo que más disfruto.
Las tierras del norte de España son las más inspiradoras para temas que tocan lo misterioso. En el sur, con el solanero que hace, el secarral y el tipo de casas lo misterioso se intuye menos.
Me alegra que te haya gustado.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@ MOntse, ya has sido servida. Te he mandado el archivo escrito.
Este relato está publicado en la Antología cuya portada se ve en primer término, en un volumen de la Editorial ATlantos, de Madrid, que se presemtó en La Casa Encendida. Yo no fui, no me fue posible. La verdad es que soy un hurón jajajaja.

Amig@mi@ dijo...

Rosa,
Ya lo leí, jaja, y no encontraba mi relación con el tema por ningún sitio, salvo que cuando me examiné del último curso del Trinity, ( un examen oral en inglés) tuve que hablar durante casi media hora de un tema elegido por mí, y elegí las brujas. Todo lo que dices puedo asegurar que está documentado. Has traído a mí memoria otro retazo más de mi vida que aprovecharé para compartir, pues de brujas y brujerías sé un rato...( como para hablar media hora seguida ) jaja
Me encantó. Prometo volver a escucharlo pronto, (tengo una poesía yo grabada que aún no he podido escuchar para subirla al blog, jaja)
Un besote y gracias por acordarte de m, í aunque sea hablando de "brujas"
Es broma, pero es un tema que me apasiona.
;)

Rosa Cáceres dijo...

Amig@, no era por llamarte bruja, sino por lo de la falaz memoria que a veces nos hace recordar cosas que en realidad no hemos vivido jajaja
Pues estaría bueno, llamar brujas a las pocas amigas que una tiene...

Christian dijo...

Me ha encantado tener tu mundo en mi mente durante un cuarto de hora, es un relato estupendo.

Sabes, te encontré buscando blogs sobre mi pueblo, Vallanca, jaja, es curioso ¿verdad?. Me alegro mucho de que disfrutaras de tu estancia allí, estás invitada cuando quieras. Un saludo.

cabopá dijo...

Rosa por fin he tenido un hueco y te he escuchado contar un cuento...Bueno no sólo lo cuentas, lo dramatizas y lo relatas muy bien; es como si hubiera estado como cuando era pequeña oyendo la radio en compañía de mi padre..cuando la radio era lo único que entraba en las casas..En cuanto al texto es: MAGNIFICO...lo tengo que leer...Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

Christián, qué gusto conocer a alguien de Vallanca jajajaja.
¿Vas por allí en verano? MI hijo es el farmaceútico del pueblo. Ahora ha organizado un torneo de ajedrez en Ademuz.
En una novela mía que va a salir ahora, de ambiente medieval, he puesto a un caballero de Vallanca.
Este verano pasé una semana allí. Y vamos de vez en cuando. Me encanta la cueva que hay. Y en el castillo estoy en el paraiso.

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, muchísimas gracias. Me alegra que te haya gustado. YO soy narradora, la poesía no es lo mío. Si pongo algo es porque es breve y las narraciones cansan más al lector de un blog.
MI u´ltima novela tiene 432 páginas, con eso lo digo todo.