lunes, 31 de agosto de 2009

Coplillas sobre filosofías varias, burlas y otras hierbas

Me encantan los epigramas. Tengo un cuaderno secreto lleno de ellos. Los escribo para divertirme y de verdad que algunos me hacen llorar de risa a mí misma. Lástima que no me atreva a enseñárselos a nadie ¿qué pensarían de mí? ¿que soy una gamberra de primer orden? ¡Ay, Quevedo, Quevedo, qué ejemplo me has dado!

Dicho esto, voy con unas que pasarían la criba de cualquier censura jajaja. Aunque no serán tan divertidas.

Las penas que en la vida

tengo pasadas

son como las lecciones

asimiladas.

Comenzar una copleja

es la cosa más sencilla.

Terminarla, es otra cosa,

mucho más enredadilla.

Tú tienes los ojitos
muy picarones,
ardientes y negritos
como carbones.

Y no me puedo quedar con las ganas: una coplilla satírica, sin mucha malicia.

Ayer recibí un anónimo.

Sólo decía tonterías.

Si yo escribiera esas cosas,

tampoco las firmaría.

35 comentarios:

amigoplantas dijo...

Ja, ja, ja.

Buenísimo el anónimo; yo por mi parte suelo recibir insultos directos (como "subnormal"), siempre en el anonimato

Dilaida dijo...

Bonitos epigramas es una pena que estean en un cuaderno secreto.
Bicos

Arantza G. dijo...

Que bonitos.
Lo del anónimo...te aplaudo. Muy bueno,ja,ja.
Besos con el corazón

Rosa Cáceres dijo...

Amigoplantas, ocurre que se cree el ladrón que todos son de su condición, y en consecuencia, el que es "tontoelhaba" no sabe, el pobretico, nada más que insultar jajaja
A palabras necias, oídos sordos.
Y para citar a Cervantes, en el Quijote: "Ladran, lugo cabalgamos".

Rosa Cáceres dijo...

Dilaida, en cuaderno secreto por no ser tildada de gamberrilla, pero, vaya, voy a escribir uno de muestra, a ver lo que te parece. Va de suegras y nueras:
Tu madre me dijo ayer
que vaya perla que eras.
Me parece que la pobre
no sirve para joyera.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, por ese aplauso te voy a mostrar otro:
Si me hablaras en latín,
puede que no te entendiera,
pero me parece a mí
que yo poco me perdiera.
Me encanta que te hayas reído un poco.

Amig@mi@ dijo...

Qué bueno, es increible que aún te quede tiempo para "epigramear", (aunque sean breves)
Un abrao

Luis G. dijo...

Rosa, me encantan tus coplillas, y la del anónimo, muy buena.

Saludos.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@, precisamente el epigrama es un género tan breve que no me supone esfuerzo. Ahora que esto de la investigación histórica...me faltan datos sobre una fortaleza del siglo XVII, vamos, que tengo que buscar donde sea...y mira que sé que tengo notas ya sacadas, pero no las encuentro jajaja
¡Voy por la página 1182!

Rosa Cáceres dijo...

Luis, los anónimos son tan cobardes, que desde luego, no hay razones para sentirse orgulloso de haber escrito uno ¿verdad?

maruxiña dijo...

jijiji... me uno a los comentarios anteriores, lo del anónimo muy bueno, a mí tampoco me gusta que la gente se esconda tras esa palabra.

Biquiños con nombre!!!

Ramón de Mielina dijo...

muy buena la última!!!!!

CISNE dijo...

Gracias por dame la bienvenida de vacaciones.
Me encantan estos epigrafes...sobretodo la del anonimo...jejejej porque no nos pones alguno mas? son cosas que parece que no dicen nada...pero dicen y con mucha gracia
besos

Rosa Cáceres dijo...

maruxiña, y yo que me creía que las coplillas satíricas no iban a gustar jajaja. Es que reirse de los cenutrios es lo mejor que hay.
Gracias, bonica.

Rosa Cáceres dijo...

Ramón, gracias. Las tengo litrerarias, fonológicas (me encantan)y hasta escatológicas. Por eso no me atrevo jejeje

Rosa Cáceres dijo...

CISNE, recojo la sugerencia. A ver qué pasa. A lo peor me pierden el respeto jajaja.
Yo creo que tendría que hacerme un blog anónimo supercalifragilístico gamberro y horroroso.
¡Ah, si yo supiera abrirme un blog! ¡Cómo me iba a desahogar con la chusma!

Gala dijo...

Pues pienso que no deberías tenerlas tan ocultas porque estas muestras son muy graciosas.
Espero que te animes y nos enseñes más.
Gracias por tu visita.

Gala

Rosa Cáceres dijo...

Gala, muchas gracias, pequeña flor.
me da un poco de corte ponerme a escribir burradas aquí, que soy un poco quevedesca algunas veces jajaja.
Pero...
si logro vencer mi pudoroso recato, caeré en esos desacatos.

Me refiero a desacatos al sentido común.

tejedora dijo...

Me alegra que compartas las coplas con nosotros. Me han gustado todas, pero me quedo con la primera: la de las penas.
Un beso, amiga.

silvia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
silvia dijo...

hola Rosa, gracias por tu visita!
yo entro con mis pantuflas, suave, suave, sin hacer mucho ruido, pero veo ambientazo por aquí, eh? libros escritos, epigramas...mon dieu de la France, me pasearé más para salsear a gusto...
por ahora, confieso que lo del anonimato también me hizo sonreir, sí
un abrazo
Pd: y ánimo con el comienzo de curso, se me olvidaba!

MiLaGroS dijo...

Son simpáticas. Un abrazo

cabopá dijo...

Me encanta el epigrama del annónimo
....Vaya exito que tienes,nenica.
Deberías planterate el publicar esas complillas tan estupendas que haces y asi el cuaderno privado dejaría de serlo...Besicos.

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Muy buenas.Espero poder leer más pronto.
Saludos

Rosa Cáceres dijo...

Tejedora, sevillana tenías que ser...te vas a las bailables jajaja
alguna tengo aludiendo a Sevilla, no creas.
Me encanta recibir noticias tuyas. Pero no tengas tú penas, carita de Macarena.

Rosa Cáceres dijo...

Silvia, qué gran alegría tu presencia en mi rincón. Te advierto que no la había notado, con eso de entrar pían piano con tus pantuflas, sin hacer ruido jajaja.
Te contaré una anécdota: Una vez le dije a una amiga que para mí una buena amistad debía ser como unas zapatillas viejas. Y se ofendió y todo, diciéndome que a ella nadie la llamaba zapatuilla vieja jajaja
No entendió la metáfora. Una zapatilla vieja está ahormada al pie, con ellas puestas uno se encuentra en casa, y como en casa en ninguna parte ¿no? En cambio, con unos zapatos de tacón de aguja, nuevos y crujientes, uno está hecho un mártir, por mucho que sonría para la cámara.
Me parece que tú compartes mi opinión ¿me equivoco?

Rosa Cáceres dijo...

MiLaGroS, simpáticas es un elogio magnífico, no pretenden otra cosa, sino arrancar alguna sonrisilla aquí y allí.

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, qué bonica eres. Este éxito es muy relativo, he visto gente con más de cincuenta comentarios a sus cosas.
UN besazo.

Víctor dijo...

Vengo a devolver la visita, pero no sólo a eso. También me doy una vuelta por las aurículas y ventrículos de ese corazón que sujetas en la mano.

Por lo que veo te gusta la poesía popular... Me gusta cómo suenan tus versos, aunque creo que necesitan una voz quebrada y el rasgar de una guitarra para ser completas.

Me iré pasando por aquí. Saludos lelos!!!

RAMPY dijo...

Hola, vengo a devolverte la visita de tu blog y me ha encantado.
Creo que volveré
Un rampybeso
Rampy

Rosa Cáceres dijo...

VICTOR, tu nombre significa "vencedor, victorioso", eso debe traer suete ¿no?
Me temo que mi voz no es rasgada ni nada parecido, y no sé tocar la guitarra ¡porca miseria!

Rosa Cáceres dijo...

RAMPY, gracias por quedarte.

Rosa Cáceres dijo...

José Antonio Cabrera, veremos qué tal te parecen las siguientes. A lo peor no te gustan jajaja
Gracias por aparecer en este blog.
Te he dejado para el último, perdona.

silvia dijo...

Hola Rosa¡
En lo de las pantuflas/zapatillas, digo, que no te equivocas nada (son sinómino de estar tranqui, en casa, sí), por eso cuando me dicen pantuflera a mí me suena divino...
un saludo

Rosa Cáceres dijo...

Silvia, qué felices te las prometes con el frío y las bufandas jajaja Ayer fui al Insti con 41º de ná, aquello parecía un horno encendío. Me asé todo el tiempo de los exámenes con la cabeza fuera de la ventana, en vez de vigilando a los alumnos...claro, así aprobaron casi todos jajaja.
Aquí hace un calor como para asustar al más valiente jajaja.