martes, 11 de agosto de 2009

UN AMABLE RECUERDO

Este cuadro colorista e ingenuo, tiene exactamente los mismos años que tiene mi casa de la playa, en el Puerto de Mazarrón.
Está realizado sobre una tabla y con rotuladores de colores diferentes. La técnica no puede ser más sencilla.
Permitidme que os explique el motivo:
Se trata de un esquemático pavo real con la cola desplegada. Pero la cola está compuesta de las manos abiertas y superpuestas de los miembros de mi pequeña familia, cuando estrenamos la casa.
Las manos rojas son las de mi marido.
Las manos moradas son las mías.
Las manos azules son las de mi hijo mayor.
Las manos anaranjadas son las de mi hija.
Las manos verdes son las de mi hijo menor.

La filosofía, como la de los tres (o cuatro) mosqueteros: todos para uno, uno para todos.

Han pasado los años y ahora las manos de mis dos hijos varones serían más grandes ya que las mías, no las de mi hija, porque yo tengo unos dedos que parecen de una pintura del Greco, pero vamos...es un recuerdo que estimo mucho.

22 comentarios:

tejedora dijo...

Muy bonito el cuadro, Rosa. Parece una ilusión óptica.
Muchos besos, preciosa.

Alvaro Peña dijo...

una preciosidad,tanto el cuadro,que lo encuentro precioso,como lo que representa,en donde veo a una familia muy unida.mis felicitaciones

Rosa Cáceres dijo...

Tejedora, bonica, temgo varios cuadros a base de manos, pero este indica ese momento, cundo les pedí que pusieran la mano con los dedos abiertos sobre el panel y los fui contorneando, para colorearlo después.
Hoy ha llovido un poco y hemos estado paseando por estos montes de Puntabela ¡qué aroma de tierra mojada y plantas silvestres!

Rosa Cáceres dijo...

Álvaro, tienes razón, el dibujo es- digamos- simplemente alegre, colorista, playero, pero lo que simboliza es lo que vale.
¿sabes? hemos residido en 18 lugares, sin conocer a nadie algunas veces, porque no nos daba prácticamente tiempo, los cinco unidos como una piña, sabiendo que nos teníamos los unos a los otros. Esa unión ya no la destruyen ni con una palanca. La vida tiene extraños caminos. Lo que fue una cosa negativa para mí (vivir siempre alejados de la familia) se convirtió en un mecanismo de unión entre nosotros que nos ha llevado a una confianza que hace que el hogar sea verdaderamente un paraiso.

fonsilleda dijo...

Colorista sí, ¿ingenuo?, es posible que también romántico y con un tinte naif que me gusta mucho. Pero me parece bonito y el recuerdo también.
Bicos.

Normis dijo...

Que hermoso cuadro !!!!,, pero mas me gusta el significado !!! gracias por compartirlo Rosa
un abrazo y mil cariños

MiLaGroS dijo...

¿ Lo has pintado tu?. Es muy bonito y explicandolo más. Un abrazo

Amig@mi@ dijo...

Tan curioso como bonito, e imagino que emotivo al límite, para cada miembro de la familia.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

fonsilleda, el recuerdo es lo mejor para mí. Pertenece a una época en que, efectivamente, cultivé mucho el estilo naif.

Rosa Cáceres dijo...

Normis, gracias a ti por estar ahí para compartir mis cosas contigo, que es como darle más valor sentimental.

Rosa Cáceres dijo...

MiLaGroS, sí lo he pintado yo, que tengo las dos casa hechas unos museos, que pinto, dibujo y de tó jajaja. Los cuadros serios los tengo en Orihuela, en la playa son los de colorines.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@, en mi familia nadie hace caso de lo que hago jajaja, todos creen que no me cuesta nada y, en consecuencia, no tiene mérito alguno..."Vamos, mamá, si eso no es nada para ti" jajaja, eso me dicen. Pero en fin, uno de mis hijos me llama a veces "Madre del amor hermoso", es decir, que saben que los quiero. Y ya está.

Leticia dijo...

Me gusta mucho su simbolismo de manos unidas. Un abrazo.

Mini-Candela dijo...

Un hermoso cuadro con connotaciones naïf y con un bonito significado. Que perdure así como nuevo y con sus colores es también una manera de ver el tiempo con perspectiva. Se crece, se cambia y a pesar de ello seguís unidos.

Flor dijo...

Y és un recuerdo muy lindo lleno de vida y de recuerdos.

Besos
Flor

Rosa Cáceres dijo...

Leticia, muchas gracias. Creo haber comprendido, visitando tu espacio, que tú también eres una persona amante de tu familia. Como yo.
¿Qué tal sigue tu invasión de hormigas? ¿ Y el señorito lagarto?

Rosa Cáceres dijo...

Mini-Candela, es cierto que el tiempo pasa, pero el cariño perdura. A mí me ocurre que cada día que pasa quiero más a los que quiero.

Rosa Cáceres dijo...

Flor, los recuerdos amables son el paraiso en que gustamos de pasear todos. Yo ceo que son ese lugar deleitoso del que hablan los clásicos. Hay quien desprecia el recuerdo, para mí siempre ha sido un tesoro.

Arantza G. dijo...

Un recuerdo muy bello.
Un beso grande.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, un beso también para ti, bonica.

cabopá dijo...

¡¡¡Ay Rosa !!! LLevo un retraso bloguero....No se me ha ocurrido ningún nombre para nuestro blog en común...jajaja...El orden de las "cabañuelas" las publiqué en septiembre del año pasado, ahora no puedo mirártelo...Mi módem beach va muy lento...Es precioso este cuadro y dice mucho de tí, los simbolos y el cariño...Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, jajaja, antes de tener blog en común a ver si por lo menos nos conocemos.
Mira que si te caigo como un tiro jajaja...
Bueno, no faltará mucho, porque en cuanto salga mi novela y empiecen las presentaciones, espero verte en alguna.