viernes, 14 de agosto de 2009

La hermosa humildad


La humildad de una flor silvestre pasa a menudo desapercibida.
¿No radica ahí, precisamente en pasar desapercibida , la mayor
hermosura de la humildad?
Lejos del falso brillo del oropel,
el terciopelo del afecto.
Lejos del resplandor que deslumbra,
el color suave en que los ojos hallan reposo.
Lejos de los sonidos estridentes.
la suave melodía de las palabras plenas de dulzura.
**********************************
**********************************
Decididamente, prefiero a todas las demás hermosuras, la hermosa humildad de una flor silvestre.

19 comentarios:

Marisa dijo...

El aroma dela más humilde
de las florecillas silvestres
compite con cualquiera
de las más vistosas flores de invernadero.
Tiene el aroma especial de la libertad.

Besos

Gracias por pasar por mi Xanela.

Rosa Cáceres dijo...

Marisa, no puedo sino admirara a quien posee, como tú, seis sentidos, y uno de ellos es el corazón para amar.
Gracias por venir a verme desde tu lejana Galicia.

Rosario dijo...

Mi querido Rosa, las flores más humildes son las que mas olorosas en nuestras vidas
Precioso
Un besito Rosario

Ruy dijo...

¿ Como sabes que es humilde ?
Tengo para mí que estará orgullosa.
Ha hecho su trabajo lo mejor posible.
Ha cumplido con el mandato de la naturaleza.
Le haces justicia
cantando su hermosura
proclamando la estridencia
de su color que deslumbra
y asombra a quien la mira.
Ella no te ve
tú sí a ella
cántale, alégrate
esparce su aroma.

El Señor te conserve los ojos.
te procure tiempò
y aumente tus acervos.

Flor dijo...

También me gustan mucho las flores silvestres pero me parece que son ellas casi las únicas que tienen una hermosa humildad y nos transmiten verdad. Creo que ya están en extinción,desgraciadamente!

Besitos
Flor

Amig@mi@ dijo...

Ni para tí ni para mí pasará desapercibida...
Un besote hoy color morado, como la flor que te inspira ;)

Leticia dijo...

Como estudié botánica en mi carrera, aún me acuerdo del nombre de esta florecilla silvestre. Es "Echium vulgare", más conocida como Borraja. Hasta el nombre es humilda. Bonita reflexión.

Arantza G. dijo...

Preciosa entrada.
Eres tan amable con la naturaleza...
Un beso grandote.

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, siempre me conmueve la belleza espontánea de las flores silvestres. Ellas, no crecen en cuidados jardines, sino en cualquier rincón y lo ennoblecen con su sola presencia.

Rosa Cáceres dijo...

Ruy, sé que es humilde porque no se engríe en altanero parterre, porque se conforma con ser cantada por poetas anónimos, porque se deja arrancar por la mano inocente de una niña pequeña...Sé que es humilde porque me llega al corazón cuando la miro. Sé que es humilde en su, sin embargo, fastuosa belleza porque el Señor habló de la belleza de los lirios del campo, superior a las lujoss vestiduras del rey Salomón.

Rosa Cáceres dijo...

Flor, las flores silvestres siguen creciendo en los campos, seguirán creciendo siempre. Solamente en las ciudades se las echa de menos. Pero la humildad de la flor campesina nos enseña la lección valiosa de la sencillez más amable.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@, el tomillo, el romero, la margarita silvestre, la flor de la lavanda aromatizan el aire, especialmente tras la lluvia.
Respirar hondo, hondo, hasta llenar el alma de esa esencia primigenia, pura, creada para nosotros...¿Existe un lujo mayor que saber deleitarse con estas cosasa?

Rosa Cáceres dijo...

Leticia, cuánto sabes, así es que de aquí viene lo de "agua de bprrajas" ¿Cuál será su indicación farmacológica, si es que tiene alguna?
Tengo un hijo farmaceútico y recuerdo haberlo ayudado a recoger plantas para su herbario, en Guardamar, en Mazarrón...
Ahí me aficioné yo a desecar flores e incluso hice cuadros a base de hojas pegadas, conservo un par de ellos.
para mí cualquier flor silvestre es evocadora, me trae recuerdos de mi infancia. Nacida en el centro de la ciudada, pero con la suerte de disfrutar vacaciones de monte y de playa.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, la naturaleza contiene los tesoros del Paraiso Terrenal.
Yo me quedo embobada ante los bosques, los riachuelos, las flores y el mar. Todo me llena de admiración.

Ruy dijo...

! Touché ! Hermosa, acertada y convincente puntualización.
Gracias

cabopá dijo...

Rosa este fin de semana he fotografíado la proceión del mar en C.P. mañana colgaré algunas,es muy tarde y solo entro para leerte un poco...ay, la humildad de las flores silvestres yo la calificaría de majestuosa, mira que son bonicas.

Rosa Cáceres dijo...

Ruy, puedo hacer puntualizaciones sobre algunas cosasa que creo entrever en tus poemas porque los leo con atención. Como se merecen.

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, tus fotografías son lo que más nos acerca a ti. Todos los que te seguimos creeremos, al final del verano, haber pisado la misma arena y haber contemplado el mismo paisaje que tú. Es maravillosos.

fonsilleda dijo...

No creo que pasen desapercibidas las flores silvestres, por más humildes que parezcan, a las miradas que saben ver, a los corazones que sienten y a las paletas que quieren pintar. ¿Verdad?
Bicos